Archivos de la categoría ‘Trabajo’

En estos días, no hay nada más que coger la prensa para sacar conclusiones de lo que está pasando. Y sin querer te hace pensar en qué es lo que se debería hacer para evitar ciertas cosas o qué se debería hacer para que algo no pase o que no se llegue a esos extremos.

Supongo que vosotros también tendréis ideas e inquietudes, que también me gustaría comentar.
Si empezamos por un tema que tiene indignada a toda la población española es hablar de la justicia, en donde son los juristas y algunas minorías, los únicos que están convencidos que las penas en España son muy duras o las más duras de Europa, alegando que existe un gran desconocimiento y por eso se pide para algunos delitos la cadena perpetua.

Dicen además, que no se puede ver la aplicación de las penas desde el punto de vista de los familiares, pues no se trata de actuar con venganza contra nuestros queridos y amados asesinos.
Pero lo que está claro, es que no puede primar la opinión de cuatro, ante la opinión de 45 millones de personas, por lo que ahí lo dejo, esperando que aunque ciertas minorías defiendan a ultranza la reinserción a toda costa, se den cuenta de que la sociedad está pidiendo ya en voz alta que se haga verdadera justicia, porque la frase más oída en la calle es esa, “no hay justicia”.

En época de crisis, pido que de una vez por todas, acaben los partidos políticos de echarse cosas en cara y se pongan a trabajar mano a mano para sacar a España adelante, que es algo que los españoles y toda la población que vive en España agradecerá. Pero para eso es necesario que se quiten la máscara de odio mutuo que se tienen y trabajen para España, no para sus partidos.

Es necesario nombrar Comisiones ajenas, que controlen todos los movimientos y den el visto bueno a cuantas operaciones monetarias se hagan a todos los niveles, pues con esto, además de crear nuevos puestos de trabajo, evitaremos que más de uno se aproveche de su cargo para enriquecerse a costa de los demás.

Hay que apoyar a las empresas sí, pero que se comprometan a la creación de puestos de trabajo. Y para que estos puestos de trabajo se creen, se nombren inspectores que sean los encargados del control de puestos de trabajo y de los despidos improcedentes, así como del número de trabajadores en prácticas y formación que tienen que haber en cada empresa.

Además, hay que exigir a las empresas según su sector, nuevos puestos para poder dar cabida a los jóvenes que acaban su carrera universitaria. Y entre los puestos propios de las empresas, más los de la Administración y el funcionariado, se tenga hecha la previsión anual, para que nadie que acabe una carrera, se quede sin trabajo relacionado con sus estudios.

Y puestos a construir, aún existen muchos institutos y colegios en los que muchos estudiantes tienen que acudir a sus clases a barracones y contenedores, o sea que a aprovechar el veranito y a construir aulas nuevas, que darán puestos de trabajo y harán algo positivo para nuestros jóvenes.

Existe la frase “la prestación del paro ni tocarla”…
Pues no, hay que tocarla y mucho, pues en situaciones normales donde se genera empleo nos puede servir, pero en casos como el que estamos viviendo, no nos sirve porque se acaba y deja al que lo cobraba con una pequeña prestación que no llega ni para cubrir los gastos mínimos.
Además, unos lo cobran y otros no, por lo que no es una medida justa ni equitativa.

La única forma es pagar por familia.

Pongamos un ejemplo con una cantidad estimada que pueda satisfacer los gastos familiares mínimos.

Una familia de cuatro miembros (marido, mujer y dos hijos menores de 21 años) que no trabajan:

– 300 El marido.
– 300 La mujer.
– 200 (100 por hijo).

Esta familia sin trabajar percibiría 800 euros, cantidad suficiente para al menos poder vivir algunos meses sin trabajar pero con recursos mínimos y no extra mínimos, como pasa ahora.
Supongamos que trabaja el Marido.

Percibirían esta misma cantidad, más el salario de su trabajo disminuido en la cantidad que le corresponda. Es decir, si el marido trabaja en una empresa en la cual cobraría hoy día 1.200 euros, el marido percibiría 800 euros, más los 400 que le paga el Estado por él y un hijo.

Si además trabaja su mujer, pues percibiría su paga correspondiente a la de hoy día, minorada en 400 euros como hemos aplicado para el marido, por ella y el otro hijo.

Es muy simple, pagar a cada español mayor de 21 años, 300 euros y por cada hijo 100 euros, perdiendo la prestación de los hijos cuando estos cumplen 21 años.

Y adiós a la prestación del paro para siempre.
Adiós también a las prestaciones de ayuda familiar.

(Continúa en la parte 2).

Parte 2
Hay también que reducir la especulación y para ello tendrían que existir inspectores (más puestos de trabajo) que se encargaran de garantizar desde el precio de salida de cualquier producto, el precio máximo al que se podría vender.
Esto significa por ejemplo que un producto que sale del agricultor a 10 céntimos el kilo, no sobrepasara los 40 ó 50 céntimos el kilo cuando llega al consumidor.
Importante es cobrar al consumidor sólo el primer IVA y no el último que es el que encarece a los productos, porque el consumidor no lo recupera y además el IVA , se creó como un impuesto para controlar a las empresas no al consumidor, por lo cual, los que tienen que pagar ese IVA, son las empresas.
Y en las facturas, hacer constar el primer y último IVA, el primero que es el que paga el consumidor y el último que ha pagado el empresario o establecimiento que lo pone a la venta del público.
Se debe de hacer un mayor control de calidad, pues hay muchos productos basura que nada más comprarlos con un uso o dos están rotos. Y no me refiero sólo a las tiendas de los chinos, pues hay otras, que con tal de dar un precio muy bajo, nos están dando utensilios que no sirven para nada.
Más ayuda humanitaria a la tercera edad, pues hay muchas personas solas y necesitan la ayuda de alguien para algunas labores de casa.
Más ayuda humanitaria a los disminuidos físicos y psíquicos, pues es penoso que un minusválido no pueda ir a una excursión con su colegio o instituto por no disponer de un monitor que lo acompañe. Y esto se traduce en crear puestos de trabajo para monitores que se encarguen de ayudar a la tercera edad y a los minusválidos.
Estudiar qué medidas se deben adoptar en colegios e institutos, para garantizar a la sociedad una buena educación a nuestros hijos para evitar todo esto que copio de un post que hice cuando no me leía nadie y que titulé Maleducados y Antisociales:
Cuantas veces hemos visto un coche aparcado en una acera o en un paso de peatones…
Cuantas veces casi nos atropellan por las prisas de no parar…
Cuantas veces hemos pisado una mierda de perro…
Cuantas veces hemos visto que el dueño del perro no la recoge…
Cuantas veces hemos visto a transeúntes tirar papeles al suelo…
Cuantas veces nos hemos encontrado un retrete público con excrementos sin limpiar…
Cuantas veces vemos a gente escupiendo por las calles…
Cuantas veces se orinan fuera de la taza…
Cuantas veces hemos visto dejar tiradas basuras…
Cuantas veces hemos visto a vecinos tirar la basura por la mañana…
Cuantas veces se nos han colado cuando hacemos cola…
Cuantas veces han tirado colillas por los balcones y han quemado los toldos…
Cuantas veces han destrozado un banco para sentarse…
Cuantas veces han hecho pintadas en las fachadas…
Cuantas veces hemos visto a un individuo meando en la vía pública…
Cuantas veces no recogen los restos de un botellón…
Cuantas veces dejan desperdicios tirados en el campo…
Cuantas veces ha pasado una moto y nos ha dejado sordos…
Cuantas veces pone un vecino la música “a toda pastilla”…
Cuantas veces han cortado esa rosa tan bonita en un parque…
Cuantas veces hemos visto apartarse una anciana para que pase un niñato…
Cuantas veces han tocado el timbre de tu puerta para molestar…
Cuantas veces no han ayudado a una mujer con el cochecito de bebe a bajar o subir unas escaleras o del autobús…
.
Muchas, muchas veces…
.
Y esto no es nuevo de ahora, sino que parte de una mala educación tanto cívica como social.
.
Y no la tienen porque incluso sus padres, tampoco la recibieron y poco puede educar el que ni sabe ni tiene conocimientos para ello.
.
En algunos de estos casos, las multas sirven para que ese energúmeno se lo piense, pero no siempre hay un policía detrás de cada energúmeno.
.
Ni siempre vamos a estar recriminando a estos individuos lo que hacen mal, pues nos arriesgamos a que encima o nos chillen e insulten o que incluso nos peguen una paliza.
.
Pero lo que sí tendriamos que hacer es comprometernos a cumplir lo mejor posible nuestras labores de ciudadano y que pensemos un poco en los demás.
Al Gobierno le toca, en esa nueva asignatura de Educación Social, incluir estos temas, algunos más y sensibilizar a todos los escolares, para que en el futuro sean unos ciudadanos ejemplares.
.
También al Gobierno y a las Comunidades Autónomas, les toca hacer, una buena campaña a través de los medios de comunicación, en donde se les haga entender a todos los ciudadanos el camino a seguir para una convivencia mejor.
.

(Continúa en parte 3)