Archivos de la categoría ‘Timos’

A todos nos gusta y nos interesa tener nuestro hogar en las mejores condiciones de habitabilidad y seguridad, estar al corriente de los pagos y que en todo lo referente al gas, esté lo más controlado y revisado posible para no tener ningún problema.

De esto último, de la voluntad de que esté revisada y controlada la instalación del gas por técnicos especialistas, se aprovechan otros falsos técnicos del gas, que con falsas identificaciones acreditativas, pero buenas a la vista de cualquiera, con ropa similar o igual a los verdaderos técnicos e incluso con algunos conocimientos sobre la materia, no nos hacen dudar de si verdaderamente son o no timadores y estafadores.

Llevan sus maletines plateados con las herramientas adecuadas y otras con las que aprovechan para simulando una revisión, pinchar la goma, provocando la fuga del gas y ese olor suyo característico a gas.

Después de cambiar la goma de la bombona o el regulador, toman sus notas, te dan la falsa factura y te cobran por los servicios prestados entre 80 y 120 euros, según vean la oportunidad de engaño.

Sin ir más lejos, el otro día, un falso revisor que ya llevaba a lo largo de la mañana varias inspecciones, tuvo la mala fortuna de visitar a una persona que acababa de hacer la revisión por una pequeña fuga de gas que tuvo. En cuanto cerró la puerta de su casa una vez que terminó la conversación con el falso técnico y caradura, llamó al servcio técnico, los cuales negaron que tuvieran a algún revisor por aquella zona y le puso sobre aviso de que podría tratarse de un timador.

Ni corta ni perezosa, esta ciudadana ejemplar, llamó a la policia y en minutos el malhechor fue detenido y puesto a disposición judicial. Ya llevaba en su poder más de 1.000 euros, fruto de su estafa a muchas personas de buena voluntad y que habían satisfecho el importe solicitado por el malhechor.

Personas que algunas son ancianos, pensionistas y amas de casa, que “se las ven y se las desean” para llegar a fin de mes. Que si se les rompe la lavadora, tendrán que lavar a mano una larga temporada por no poder comprar otra, que si se les rompe la tele, su único entretenimiento, se perderán ratos de ocio también durante mucho tiempo por no poder adquirir otra. En resumidas cuentas, personas humildes y con una limitada economía.

Sin embargo, todo eso no le importa nada a este estafador. Le da igual que esa persona que le ha dado ese dinero no tenga casi para comer, él los tima y se rie de ellos a sus espaldas por lo incautos que han sido.

Este timador es además sin duda muy mala persona y debería tener algo de conciencia, pues estoy seguro que no le gustaria que le hicieran eso a sus padres o a algún familiar suyo.

No incito con esto a los delincuentes a que roben a los más ricos, pues los delincuentes saben que es siempre más fácil robar a un pobre porque se accede mas fácilmente a él y no tendrá las medidas de seguridad que tiene un rico. Pero eso sí, por favor, tengan conciencia ustedes los que estafan, porque hacen mucho daño a muchas personas que no piden nada y que tienen lo justo para vivir.

Tengan conciencia señores delincuentes, y dejen de estafar a los más desfavorecidos, que algún día les pesará sobre sus conciencias, si es que la tienen, que lo dudo…

(Este artículo está dedicado a la persona ejemplar que llamó a la policía para detener al timador).

Otros que tal bailan

Publicado: 16 septiembre 2008 en Ciudadano, Estafas, Justicia, Sociedad, Timos

Cientos de canales de televisión basura, han encontrado la forma de que les sea rentable tener un canal de televisión. Éstos, que se dedican a través de la linea telefónica, a desvalijar y engañar a todas aquellas personas que tienen un problema y que por su forma de ser o por sus creencias, confían en la bruja o el vidente que les echa las cartas o consulta su bola; por nombrar algunas de las formas que tienen para impresionar y atraer a sus víctimas, las cuales, caen como corderitos en las garras de estos falsos profetas, ( en lo sucesivo profetos).

Y la verdad es que tienen mucha psicología y cuentan con un dato a su favor, pues quien les llama, llama por algo, por un problema que tiene y le gustaría saber que va a pasar.

Unos llaman porque no tienen trabajo y preguntan si “le ve que le sale algún trabajo”. Y la respuesta ya la tiene, pues el falso vidente ( profetos ), ya tiene datos para contestar a sus anchas. “Pues te veo trabajando pronto…” , pues me sale que te van a salir dos trabajos, pero que uno no te va a gustar, pero el otro va a ser para toda la vida…

Y claro, por medio, alguna preguntita que le dé mas pistas para poder dar respuestas mas convincentes.

Otras personas, preguntan si le va a salir algún novio y claro, otro tanto de lo mismo, ya tiene la fácil respuesta…

“Pues yo veo a un chico, pero es alguien que tú ya conoces…”

– Si, tengo un amigo pero no sé…

“Pues yo le veo que está por ti…, lo que pasa es que no te ha dicho nada…

– No

“Que es un poco tímido, un poco cortado, ¿No?

– Sí, un poquillo…

“Pues tu tranquila hija, que ya verás como va la cosa para adelante…Tú dale tiempo que ya verás…, ¿ y vive cerca, verdad?”

– No, es compañero de trabajo.

“Ya, claro, yo lo veo cerca, como que trabaja contigo…”

( Y mientras, el teléfono suma y sigue…)

Y cuando te das cuenta, te han soplado 4 ó 5 euros como poco…

Se benefician de pobres e incautas personas, diciendoles lo que quieren oir.
Éstos “profetos” y estos canales de TV, juegan con los sentimientos de las personas, con sus enfermedades dando falsas esperanzas, con los seres queridos y como no, con su dinero.

No deberían de existir y no deberían de estar en los medios de comuncación, ya sea televisión, radio, prensa o publicidad.

Sería bueno que se tomaran medidas al respecto para que no nos sigan tomando el pelo y de paso haciendose de oro a costa de las costillas de los demás.

Y NOS SIGUEN TIMANDO…

Publicado: 15 septiembre 2008 en Ciudadano, Estafas, Justicia, Sociedad, Timos

El diario El Mundo, publicó el siguiente artículo:

EL PUYAZO. CONCURSOS NOCTURNOS.
Presentadora de un ‘call tv’.Aunque la justicia ya castigó a algunos de estos espacios de madrugada en los que se anima al espectador a resolver un acertijo con la promesa de suculentos premios, no está de más recalcar al respetable que estamos ante la versión audiovisual del timo de la estampita. Bueno, al parecer sí hay quien gana, pero son las televisiones.
Siguiendo la estela de los grandes científicos que probaron en sus carnes los más poderosos venenos, virus y bacterias, asumí de forma consciente (bueno, en la botella decía algo similar a consciente, pero en escocés) el reto de enfrentarme a varios de estos programas que amenizan la vida de los insomnes y los viciosos. Conclusiones irrefutables: la letra pequeña ya no es pequeña, es casi invisible y circula a toda velocidad por el fondo de la pantalla. No hay notarios ni manos inocentes. Cada llamada cuesta más de un euro y en cuanto te descuelgan y una voz metálica te dice q lo intentes otra vez, te lo cobran. Vaya si te lo cobran.
Afortunadamente, y aunque pueda parecer lo contrario, estos ¿concursos? Están llenos de increíbles matices. Por ejemplo, hay ocasiones en las que parece que estás en mitad de Poltergeist o del exorcista cuando oyes a la animadora –desataviada siempre con fenomenal escote- que exclama: “¡Pronúnciate, pronúnciate!” De verdad que si en ese momento aparece Iker Jiménez me caigo del sofá. Otras, en cambio, apelan a la fibra épica y hasta heroica e inmortal del ser humano cuando, como si del asalto a una trinchera se tratara, gritan: “¡Es ahora o nunca!” Les falta añadir lo de “mis valientes”, pero se da por entendido. Luego están las que directamente te echan la bronca: “¡A qué esperas! Que se me acaba el tiempo. ¡Pero llámame!” Por último, mi debilidad son las desvalidas, las que te ponen morritos y te dicen muy melosas que el jefe las va a despedir si no marcas su teléfono. Sinceramente, lo hacen tan bien, lo tienen tan asumido, que no entiendo por qué no enseñan ya las tetas. “
http://www.elmundo.es/elmundo/2008/05/03/elarrastre/1209801978.html
La pena de todo esto, es que se siga permitiendo, el que día tras día, engañen a muchos ciudadanos incautos pero que obviamente, se saben la respuesta y llaman una y otra vez para intentar conseguir ese premio, casi imposible y ayudaría a su delicada economía.
Por eso deberían estar prohibidos estos abusos legales que lo único que hacen es agrandar la factura telefónica de muchas personas, entre ellas, personas necesitadas y personas con pocos recursos económicos.
El Gobierno debería tomar medidas para impedir estos abusos “legales”.
Prohíbanlo de una vez y sancionen a estos programas y a los canales con multas y a ser posible, con una buena temporadita en la cárcel por timadores y estafadores.