Archivos de la categoría ‘Moros’

La hijab y la huchab

Pues así es, dije que no iba a escribir, pero hasta las cabras son mentirosas, como aquel chiste en el que un ventrílocuo, preguntaba a los animales que con quien hacían el amor y cada uno de los animales, decía con quien lo hacía. Pero al llegar el turno de las ovejas y las cabras, el pastor se adelantó a decir… “A las ovejas y a las cabras no les pregunte, que son muy mentirosas”.
Y la verdad es que no veo que la cosa haya mejorado, muy al contrario, se sigue igual o peor, pero no tengo por qué sufrir el castigo de no escribir, cuando los que se merecen estar sin recreo son ellos.
Y como nadie hacía una huelga, la hacen ellos mismos a sabiendas de que pocos iban a participar porque los pocos que trabajan, no se pueden arriesgar a perder ese puesto por un simple capricho. Por lo que vendría mejor en vez de una huelga o una manifestación, “una manifestasiete” de siete días sin servicios mínimos y que les tiren tomates como en la tomatina de Buñol. Al menos yo les iba a tirar siete mil kilos de tomates.
Ya decía en mi otro blog, el de worpress, en donde pongo además algunos poemas, que la vida sigue igual y por lo menos, nos queda la satisfacción de que los deportistas españoles, están dando la talla, cosa que nuestros políticos no. Y sin querer, nuestros deportistas, enmiendan los graves problemas de identidad que actualmente padecemos en España, causados por la negligencia y el ansia de gobernar que les ha caracterizado siempre.
De un plumazo, quitaba la tontería de algunas comunidades autónomas en su obsesión por obligar a otro idioma y a lo absurdo que resulta ver en España otras banderas que no tendrían que estar y no se debiera consentir, excepto la de la Comunidad Europea.
También quitaba de un plumazo, a ese nuevo partido islámico al que van a votar hasta el último moro y quiere hacerse fuerte en varios puntos estratégicos. Y lo conseguirán por inútiles que somos. 
Y a ese par de ministerios que están de pegote y que no sirven para nada, excepto para darle alas a las feministas, que ya vuelan más alto que la misma NASA. Pobres padres separados, que os veo viviendo en cubos de basura, porque estas víboras, se lo llevan todo…
Ahora quieren también, que el acusado de discriminar por raza o edad, tiene que demostrar su inocencia. Por lo que si alguien te cae mal, le pones una denuncia de que te ha llamado “viejo, gordo y feo”, y no tiene defensa, porque es mi palabra contra la suya y no puede demostrar que no lo ha dicho. Eso pasaba en la guerra civil, te acusaban, te pegaban y martirizaban hasta que dijeras lo que querían oír, que para que te dejaran en paz lo decías y luego te fusilaban por rojo o facha.
Y así todo, no arreglan nada y estropean todo. Todo sigue igual, pero eso sí, muy contentos con el mundial.


Así irán nuestras hijas y nietas. (Foto de “elmundo.es”)

Existen algunas frases hechas que las podemos tachar como de xenófobas o racistas, tales como la de “Hitler se equivocó de raza” o esta otra de “El mejor moro, el moro muerto”.

Y si no tuviéramos más remedio que elegir una de ellas, probablemente no nos quedaríamos con ninguna de las dos.

Sin embargo, algo está pasando que cambiará el futuro de muchos países, en donde los nativos de esos países, no tendrán nada que ver con sus ancestros.

Esto ocurre por el gran movimiento migratorio que se está dando en los últimos años y por la permisividad que existe a la hora de conceder la nacionalidad alegremente.

Ya traté este tema hace tiempo e hice una distinción entre los inmigrantes procedentes de Latinoamérica, que por su religión, hermandad y sus costumbres, se adaptan perfectamente y se integran como un ciudadano más.

Lo podéis ver aquí

También en este otro post

Y luego están los otros, los diferentes en sus costumbres, los que no se adaptan y crean sus propios guetos y se muestran hostiles con aquellos que no profesan su religión.

Estos últimos, los islámicos, cuando son pocos pasan desapercibidos con las excepciones de los que delinquen, que aún estando en las cárceles europeas, están mucho mejor que en sus países de origen.

Su tasa de natalidad es muy superior a la europea, por lo que en cuestión de unos cuantos años, serán los que puedan decidir el rumbo que tomarán muchos países que no son los suyos, porque serán mayoría en todo y tendremos que acatar todas las decisiones que quieran tomar, por lo que ganarán una guerra sin ir armados.

Me duele el pensar de que en mi propio país, se apruebe en el futuro la ablación, la fiesta de la circuncisión, que se aprueben bodas con niñas de ocho o nueve años, que se hagan lapidaciones y que a mis hijas o mis nietas les hagan ponerse el burka y que se pierdan todos los derechos de la mujer así como los derechos que bien entendemos de todos los ciudadanos.

Por estos motivos, espero que de una vez por todas, se tomen un poco más en serio la distinción entre ser un ciudadano con permiso de residencia en Europa o la de ser un europeo, porque si no lo entienden así, llegará el momento en que la gran minoría de europeos, estará a merced de otros con diferentes ideas y costumbres que al final nos tendrán sometidos como ciudadanos de tercera.

Y mi pregunta es… ¿Habrá en el futuro una expulsión masiva o habrá resignación hasta nuestro triste final?

Os dejo también un vídeo que no os podéis perder , en donde se dan algunos datos estadísticos y que os hará pensar en el futuro incierto que nuestra permisibilidad nos depara…