Archivos de la categoría ‘Monarquía’

Tras una etapa en la cual no me apetecía hablar de cuestiones que crean discordia o distintas opiniones, retomo el tema sobre las mal entendidas formas que se emplean para dañar a uno u otro partido político y sus simpatizantes.

Pero antes, para entender en que me apoyo, me gustaría dar una pequeña introducción sobre lo que para mi, ha sido en parte, todos los años que durante mi vida, han ido acompañando a los acontecimientos, antes y después del Franquismo y la llegada de la democracia española.

En España, aunque se vivía con los ojos cerrados durante el franquismo, nadie era capaz de estar abiertamente en contra del régimen, porque entre otras cosas se jugaba el ir a la cárcel y probablemente con más de alguna paliza como poco.

Pero no era el sentir general, todo el mundo vivía como podía y quería, pero eso sí, sin salirse del tiesto. (Algunos sólo se quedarán con esta frase y la anterior…)

Había más seguridad ciudadana, menos robos, menos crímenes, menos productos, menos necesidades en nuestras vidas. Pero también había menos libertad de expresión, menos libertad de sexo, de religión, de opinión…

Menos derechos para la mujer o casi ninguno y menos libertad en los medios de comunicación, que debían pasar por la censura y escribir sólo aquello que la dictadura permitía, como pasa hoy día en Cuba o en Marruecos, en donde la prensa, la radio, la televisión e incluso internet, están manipuladas y dirigidas a no entorpecer los fines de censura que persiguen y consiguen.

Pero aún así, Franco era idolatrado y querido. De hecho y para muestra, sus apariciones eran bien recibidas e incluso cuando su muerte, cientos de miles de personas pasaron para rendir un último homenaje para quien fue su caudillo.

La transición fue delicada y el Rey Don Juan Carlos, supo dar los pasos necesarios para que ésta se llevara a cabo de tal forma, que poco a poco la sociedad española, se fuera adaptando a la nueva etapa que le tocaba vivir a la nueva España.

Para ello contó como tenía que ser, con los de antes y con los de después, con los que estaban dentro y con los que estaban fuera en el exilio.

Supo manejar a todos y mover los hilos de tal forma, en la que nadie se pudiera sentir desplazado, derrotado, hundido o apartado del nuevo proyecto que se avecinaba. Porque lo tenía fácil. Para él hubiera sido muy sencillo seguir los pasos de Franco y continuar con una monarquía absoluta sin aperturismos, como en Marruecos y en la que no tendrían cabida ni los exiliados, ni los contrarios al régimen franquista. Pero por suerte para España no lo hizo.

Hizo lo que más riesgo le suponía, el dar paso a la democracia y asentar las bases bajo su mandato, promulgando y sancionando incluso la Constitución, la cual, ha de acatar y respetar como Rey.

Supo rodearse de los mejores políticos de dentro y de fuera, se ganó el apoyo de los militares y de todos los influyentes y garantizó la soberanía, la integridad territorial y el ordenamiento constitucional.

El mundo estaba pendiente de España y de la actitud de los españoles, pero el Rey Juan Carlos, supo ganarse el apoyo incondicional y la confianza de todos.

Lo importante y lo más grande de todo esto, es que se dio cabida a todos y todos pudieron elegir posteriormente por su ideología, qué partido político le era más afín y a quien votar libremente en las próximas elecciones.

Una amplia mayoría y ante el gran cambio, se decidieron por los partidos de centro, como UCD (donde se encontraban muchos que vivían en España y apoyaron a Franco).

Otros se decidieron por AP (donde se encontraban muchos que vivían en España y apoyaron a Franco).

Otros se decidieron por el PSOE (donde se encontraban muchos que vivían en España y apoyaron a Franco).

Otros por el PC (donde se encontraban muchos que vivían en España y apoyaron a Franco).

Y por último, otros, siguieron el camino del extremismo de izquierda o derecha (los menos) y hoy día continúan ahí, en esos extremos y con esas tendencias.

Vengo a decir esto, porque que sepamos, todo el mundo tuvo su sitio y todo el mundo tuvo según sus ideas, un partido al que seguir.

Y unos venían del antiguo régimen y se pasaron a uno u otro partido libremente, al igual que los que estaban en el exilio, pudieron hacerlo.

También decía todo esto porque quería dejar claro, que todos aquellos que convivieron durante el franquismo en España, no son franquistas ni son fascistas, pues en la España de la dictadura, habían ciudadanos con tendencias Franquistas o incluso fascistas, que son los menos y hoy día puede que se encuentren en partidos de ultra derecha.

Habían republicanos, dentro y fuera de España, que unos se afiliaron en su día al partido comunista o al PSOE, yéndose los más radicales a partidos de ultra izquierda, pero como en el caso anterior, éstos fueron los menos.

También habían bandas armadas como el GRAPO o ETA, que parecía que estaban en contra del régimen franquista y lo que estaban es en contra de todo el mundo.

Por todo esto, es incomprensible, que después de treinta y tantos años, sigan nuestros políticos y nuestros propios conciudadanos, con descalificaciones peyorativas a los militantes y simpatizantes de los partidos de derecha, centro o izquierda, pues la ideología de todos ellos, nada tiene que ver con lo anterior.

Aunque en su momento se contara con la ayuda y colaboración de políticos que incluso fueron ministros de Franco, porque eran eso, políticos que ayudaban a gobernar un país y que después, ayudaron igualmente en la transición sin crear un vacío que tal vez hubiera producido consecuencias desastrosas.

Y esto que pasó, en la que los que procedían del franquismo, se fueron a partidos de derecha, de centro o de izquierda, también hubieron otros que siendo republicanos y antiguos comunistas, se integraron en partidos de izquierda, de centro y de derecha.

Y esa es la grandeza de la democracia, el poder decidir libremente tú mismo a quien le quieres dar tu confianza, aunque a veces, muchos nos arrepintamos de habérsela dado a uno u otro porque no era lo que nos esperábamos.

Por todo esto y como materia importante, justo sería que desapareciera el odio entre militantes de uno u otro partido, ya que de lo que hubo, ya nada queda y todo intento de mezclar fachas y rojos con la política actual es simplemente la impotencia de uno y otro de no haber ganado o ser el único partido, pero eso es malo, porque en una dictadura y con la dictadura amigos, perdemos y perdimos todos.

Európides

A raíz de ciertos acontecimientos, entre otros discusiones de política, de justicia o de economía, creo que lo mejor que voy a hacer con este blog, aunque pensaba cerrarlo, es cambiar la temática, porque para mi ya no tiene sentido el dar a conocer el sentir general sobre la cadena perpetua, hablar de educación social, cívica o vial…

Tampoco tiene sentido el opinar que ETA estuvo detrás y pasó información en los acontecimientos del 11-M, ni hablar de temas relacionados con gays y lesbianas, por el que tuve un encontronazo con una feminista radical, o con las barbaridades que nos quieren meter en la reforma de la Ley del aborto.

O hablar del paro, de la vivienda, o de qué hacer para crear empleo, o de que el partido político tal, hace las cosas mal o no hace nada, como es el caso. O aguantar las opiniones de algún que otro republicano despistado que aún no sabe lo que es una monarquía.

Tampoco sobre pedir y dar soluciones para acabar con las guerras y con el hambre, entre otras cuestiones.

E incluso ni pedir o desear un nuevo orden mundial en donde no tengan cabida ni dictadores ni países que vayan en contra de la humanidad.

Todo esto que disfrazo, que camuflo, que digo de una y otra forma ¿Para qué?

Para nada…

Sólo para crearme adversidades y enemistades con algunos, porque no servirá para otra cosa.

Y no sirve para otra cosa porque lo que exponga a través de este blog, no llega a donde yo quiero que llegue cada cosa, por lo que no cumple el objetivo que me había marcado cuando comencé con este blog.

Por eso, pasaré página y me dedicaré a darle otro enfoque más diverso y en donde se pueda participar sin tener que dar una opinión contraria a lo que yo escriba, porque no habrá razón ni motivo para ello.

Dicho de otra forma, renunció por un tiempo quizás indefinido, al derecho de expresar libremente mi opinión en lo referente a esos temas y me la guardo para mi, ya que viendo que todo sigue igual o peor, ¿para qué seguir con lo mismo una y otra vez?

Para nada…

Por eso y como tengo puesto por algún lugar de este blog, pondré videos cuando no pueda expresar con palabras y me quede sin argumentos, pero al menos este video tiene su encanto y al menos no sembrará la discordia en las opiniones.

Os dejo este bonito vídeo que encierra una sensación de sentimiento muy profundo y que nos puede llegar muy adentro e incluso nos puede hacer pensar…

Európides

Periodistas oportunistas de profesionalidad dudosa

Algunos periodistas, en su afán de ser más conocidos y estar en las noticias más leídas y comentadas de la actualidad, rebuscan temas en los cuales, sin importarles las consecuencias que pueda tener, se jactan, realizando preguntas, cuyas respuestas son obvias. Estas preguntas a personas de renombre las realizan con un único fin, que estas celebridades sean cuestionadas dividiendo a la sociedad y poniéndolas en entredicho.

Estos o estas periodistas, por muy poca experiencia que tengan, saben que si a una persona de ideología cristiana, se le pregunta sobre cuestiones matrimoniales de homosexuales, la respuesta va a ser la que cualquier cristiano profesante de su religión expresaría, por ser esta práctica contraria a sus principios.

Y si la pregunta va relacionada con el aborto las respuestas y la postura de cualquier persona de tendencia cristiana puede ver en el aborto una práctica que no comparte.

Y es que ante todo hay que respetar y con mucha más razón, si a la persona que se entrevista es a Su Majestad La Reina de España.
.
Sin embargo esta periodista, antepone el hacerse un hueco en la fama, antes de que a quienes nos representan cargados de sinceridad, responden a las maquinadas y envenenadas preguntas de la periodista en cuestión, que bajo mi punto de vista, me hace cuestionar su profesionalidad como tal, pues por conseguir su fin es capaz de todo para lograr su malintencionado objetivo.

Pero es que aparte de todo esto, cuando se trata un tema relacionado con las bodas o casamientos de homosexuales, si no estás de acuerdo, tachan a la persona de sexista y anticuada cuando no es así.

El que en ciertos países se permita que personas del mismo sexo convivan, se casen, es decir, que vivan en la misma casa con el derecho al roce que por mutuo consentimiento quieran, no significa que sean un matrimonio.

Y es que un matrimonio es la unión de dos personas de diferente sexo que se quieren y que se aman, para llegar a la procreación, atención y educación de sus futuros hijos. Y no es la unión de dos personas del mismo sexo, eso no es matrimonio, es como llamar a una bicicleta, coche y a un coche, tren. No, lo que no es, no se puede ni se debe consentir ni disfrazar.

El consentimiento de que los homosexuales al fin puedan formar “una familia”, no es otra cosa que el ánimo de ciertos políticos de atraer cuando las urnas, al mayor número de votantes para su partido.No debemos confundir libertad con hacer lo que nos da la gana.

Veo muy bien que si dos personas del mismo sexo quieren vivir juntos que vivan, pero no me digan que por ley van a tener hijos juntos porque eso es imposible.

Aténganse a las realidades y dejen ya de vivir en un mundo de ficción que solamente trae consigo confundir a toda la sociedad. Porque como sigamos así, un día cualquier persona que se compre una parcela de 100 metros cuadrados, va a pedir la independencia como en cierto anuncio y formará un país con su familia y “amígueles“.

Que nadie pretenda que la Iglesia Católica o la Ortodoxa, algún día celebre un matrimonio entre homosexuales, porque eso, quieran o no quieran, para la Iglesia, va contra natura y contra los principios fundamentales del hombre y de la naturaleza.

Que nadie pretenda que la Iglesia Católica o la Ortodoxa, algún día admitan el aborto o admitan acabar con una vida, porque nunca lo admitirán y lo condenarán.

Si los homosexuales quieren vivir juntos que vivan juntos, si quieren arreglar su situación para constar como pareja, pues que consten como pareja, pero que no se cuestione más el concepto de matrimonio y más aún, cuando es porque una oportunista venida a menos trate por todos los medios y de forma poco profesional, con artimañas y argucias, vender sus libros.

En estos tiempos que corren, los medios de comunicación, se hacen eco de noticias relacionadas con la Casa Real y con sus miembros. Buscan la noticia que más se pueda comentar, la que más fama le dé al que comenta o la pone en los medios o la que desprestigia más. Sin importarles el daño que pueda causar ni sus consecuencias.
Se habla por hablar y sin saber. Se vierten opiniones que no tienen ni tan siquiera un fundamento sólido. Se dicen barbaridades sin apreciar realmente las tareas que desempeñan, lo que representan para España y para el resto de los paises del mundo, la imagen que desprenden como baluarte de nuestro pais, las relaciones con los líderes de otros paises, el control del país garantizando la soberanía, la integridad territorial, el ordenamiento constitucional…
Garantizan la calidad de vida y el bienestar en España en todos sus sentidos.
Ya nadie se acuerda del anterior máximo representante de España, Francisco Franco Bahamonde, que nos mantuvo en una dura y larga dictadura durante cerca de 40 años.
Y nadie se acuerda, porque ha sido S.M. El Rey Don Juan Carlos, quien nos lo ha hecho olvidar. Sí, él, su sucesor, el sucesor que eligió Franco para que siguiera con su forma de gobernar y su dictadura.
Pero el Rey no lo hizo…
Y lo tenía fácil…, solo con continuar con la opresión, con el secuestro de los medios de comunicación, con tenernos a todos sometidos, con seguir manteniendonos aislados del resto de Europa y del resto del mundo, con seguir enriqueciendose a costa de la pobreza de los españoles, con no dejarnos abrir los ojos…
Pero repito, no lo hizo…
Pensó en España y en los españoles.
Eligió la Democracia y fue El Garante de la Democracia.
En aquellos momentos en que todo dependía de un hilo, trabajó incansablemente para que, con todas las dificultades que presentaba el país, en cuanto a la situación política y militar, se instaurara la democracia. Y lo consiguió, y hoy día la democracia en España está tan asentada, que es casi imposible un “Golpe de Estado”. Y eso se lo debes de agradecer a tu Rey.
El que seas un ciudadano libre, que puedas expresarte libremente, manifestarte, reunirte, asociarte, irte a donde te de la gana. Eso se lo debes a tu Rey.
Abrió las puertas de España hacia Europa y hacia el resto del mundo, tanto en cordialidad, buenas relaciones, apertura de las relaciones económicas y su expansión en cuanto a la cultura y el progreso.
Por todo esto y algunas cosas más que no menciono, pido a todos los medios de comunicación, a los impresentables que intentan desprestigiar a la Casa Real y a todos los ciudadanos, que cesen en buscar comentario y noticia donde no hay. Y si hubiera algo, pasarlo por alto, por respeto al Rey, que se lo merece. Que en resumidas cuentas es la persona que garantiza el que tú libremente puedas escribir en los medios de comunicación, que puedas expresarte libremente y que no vayas a la cárcel ni te maten por tus ideas.
Por todo eso, un respeto a tu Rey ciudadano, que le debes respeto, democracia, paz y muchas cosas mas…