Archivos de la categoría ‘Militares’

Tras una etapa en la cual no me apetecía hablar de cuestiones que crean discordia o distintas opiniones, retomo el tema sobre las mal entendidas formas que se emplean para dañar a uno u otro partido político y sus simpatizantes.

Pero antes, para entender en que me apoyo, me gustaría dar una pequeña introducción sobre lo que para mi, ha sido en parte, todos los años que durante mi vida, han ido acompañando a los acontecimientos, antes y después del Franquismo y la llegada de la democracia española.

En España, aunque se vivía con los ojos cerrados durante el franquismo, nadie era capaz de estar abiertamente en contra del régimen, porque entre otras cosas se jugaba el ir a la cárcel y probablemente con más de alguna paliza como poco.

Pero no era el sentir general, todo el mundo vivía como podía y quería, pero eso sí, sin salirse del tiesto. (Algunos sólo se quedarán con esta frase y la anterior…)

Había más seguridad ciudadana, menos robos, menos crímenes, menos productos, menos necesidades en nuestras vidas. Pero también había menos libertad de expresión, menos libertad de sexo, de religión, de opinión…

Menos derechos para la mujer o casi ninguno y menos libertad en los medios de comunicación, que debían pasar por la censura y escribir sólo aquello que la dictadura permitía, como pasa hoy día en Cuba o en Marruecos, en donde la prensa, la radio, la televisión e incluso internet, están manipuladas y dirigidas a no entorpecer los fines de censura que persiguen y consiguen.

Pero aún así, Franco era idolatrado y querido. De hecho y para muestra, sus apariciones eran bien recibidas e incluso cuando su muerte, cientos de miles de personas pasaron para rendir un último homenaje para quien fue su caudillo.

La transición fue delicada y el Rey Don Juan Carlos, supo dar los pasos necesarios para que ésta se llevara a cabo de tal forma, que poco a poco la sociedad española, se fuera adaptando a la nueva etapa que le tocaba vivir a la nueva España.

Para ello contó como tenía que ser, con los de antes y con los de después, con los que estaban dentro y con los que estaban fuera en el exilio.

Supo manejar a todos y mover los hilos de tal forma, en la que nadie se pudiera sentir desplazado, derrotado, hundido o apartado del nuevo proyecto que se avecinaba. Porque lo tenía fácil. Para él hubiera sido muy sencillo seguir los pasos de Franco y continuar con una monarquía absoluta sin aperturismos, como en Marruecos y en la que no tendrían cabida ni los exiliados, ni los contrarios al régimen franquista. Pero por suerte para España no lo hizo.

Hizo lo que más riesgo le suponía, el dar paso a la democracia y asentar las bases bajo su mandato, promulgando y sancionando incluso la Constitución, la cual, ha de acatar y respetar como Rey.

Supo rodearse de los mejores políticos de dentro y de fuera, se ganó el apoyo de los militares y de todos los influyentes y garantizó la soberanía, la integridad territorial y el ordenamiento constitucional.

El mundo estaba pendiente de España y de la actitud de los españoles, pero el Rey Juan Carlos, supo ganarse el apoyo incondicional y la confianza de todos.

Lo importante y lo más grande de todo esto, es que se dio cabida a todos y todos pudieron elegir posteriormente por su ideología, qué partido político le era más afín y a quien votar libremente en las próximas elecciones.

Una amplia mayoría y ante el gran cambio, se decidieron por los partidos de centro, como UCD (donde se encontraban muchos que vivían en España y apoyaron a Franco).

Otros se decidieron por AP (donde se encontraban muchos que vivían en España y apoyaron a Franco).

Otros se decidieron por el PSOE (donde se encontraban muchos que vivían en España y apoyaron a Franco).

Otros por el PC (donde se encontraban muchos que vivían en España y apoyaron a Franco).

Y por último, otros, siguieron el camino del extremismo de izquierda o derecha (los menos) y hoy día continúan ahí, en esos extremos y con esas tendencias.

Vengo a decir esto, porque que sepamos, todo el mundo tuvo su sitio y todo el mundo tuvo según sus ideas, un partido al que seguir.

Y unos venían del antiguo régimen y se pasaron a uno u otro partido libremente, al igual que los que estaban en el exilio, pudieron hacerlo.

También decía todo esto porque quería dejar claro, que todos aquellos que convivieron durante el franquismo en España, no son franquistas ni son fascistas, pues en la España de la dictadura, habían ciudadanos con tendencias Franquistas o incluso fascistas, que son los menos y hoy día puede que se encuentren en partidos de ultra derecha.

Habían republicanos, dentro y fuera de España, que unos se afiliaron en su día al partido comunista o al PSOE, yéndose los más radicales a partidos de ultra izquierda, pero como en el caso anterior, éstos fueron los menos.

También habían bandas armadas como el GRAPO o ETA, que parecía que estaban en contra del régimen franquista y lo que estaban es en contra de todo el mundo.

Por todo esto, es incomprensible, que después de treinta y tantos años, sigan nuestros políticos y nuestros propios conciudadanos, con descalificaciones peyorativas a los militantes y simpatizantes de los partidos de derecha, centro o izquierda, pues la ideología de todos ellos, nada tiene que ver con lo anterior.

Aunque en su momento se contara con la ayuda y colaboración de políticos que incluso fueron ministros de Franco, porque eran eso, políticos que ayudaban a gobernar un país y que después, ayudaron igualmente en la transición sin crear un vacío que tal vez hubiera producido consecuencias desastrosas.

Y esto que pasó, en la que los que procedían del franquismo, se fueron a partidos de derecha, de centro o de izquierda, también hubieron otros que siendo republicanos y antiguos comunistas, se integraron en partidos de izquierda, de centro y de derecha.

Y esa es la grandeza de la democracia, el poder decidir libremente tú mismo a quien le quieres dar tu confianza, aunque a veces, muchos nos arrepintamos de habérsela dado a uno u otro porque no era lo que nos esperábamos.

Por todo esto y como materia importante, justo sería que desapareciera el odio entre militantes de uno u otro partido, ya que de lo que hubo, ya nada queda y todo intento de mezclar fachas y rojos con la política actual es simplemente la impotencia de uno y otro de no haber ganado o ser el único partido, pero eso es malo, porque en una dictadura y con la dictadura amigos, perdemos y perdimos todos.

Európides

Anuncios

Errores Bush
Tras la invasión de Irak al emirato árabe de Kuwait y bajo el mandato de la ONU, comenzó la primera guerra del golfo pérsico.
Muchos países encabezados por Estados Unidos dieron respuesta a la invasión iraquí consiguiendo unos míseros objetivos que sólo lograron mermar en parte la capacidad bélica de Irak y el afán expansionista de Saddam Hussein. Y por supuesto el consabido embargo por el cual los iraquíes pasaron serias y duras penalidades.
El castigo no acabó ahí y durante la década de los noventa hubieron diversos bombardeos a modo de castigo por el incumplimiento e incluso las amenazas vertidas por el dictador iraquí.
Fue ya en el año 2003 cuando Estados Unidos y su leal socia Gran Bretaña, declararon la guerra a Irak, con la certeza de que Irak disponía de armas de destrucción masiva, de que estaba vinculada a Al Qaeda e incluso de que guardaba estrecha relación con los atentados terroristas del 11S.
Esta contienda creo un clima de disconformidad y no fue apoyada por la mayoría de los países aliados y otros que también participaron de una u otra forma en la Operación Tormenta del desierto de 1990. Muchos de estos países ya no encontraban una razón lógica para invadir Irak, ni para derrocar a Saddam Hussein, aunque posteriormente e incluso hasta nuestros días hayan participado en misiones conjuntas de paz.
Esta declaración de guerra de Estados Unidos y los continuos bombardeos, provocaron la mayor manifestación mundial histórica en contra de una guerra.
Al margen de esta introducción y centrándome en el título que he puesto les hablaré de los grandes errores cometidos por los Bush. Errores tan grandes como los que cometieron Napoleón y Hitler al intentar invadir Rusia, que les llevó a la hecatombe y a su final.
Un grave error de Bush padre y de la ONU, fue que con todo el apoyo que contaba no terminó el conflicto Bélico con el derrocamiento del dictador e hizo pagar las consecuencias al pueblo iraquí, uno de los grandes perjudicados, pues probablemente al dictador no le faltaría de nada en detrimento de su pueblo que pasaba hambre, penurias y necesidades.
Podrían haberlo hecho así, derrocar al dictador y a sus secuaces tras la rendición y haber creado unas medidas pacificadoras y estabilizadoras para que hoy, fuera un país democrático y con recursos, levantado e impulsado por su propia sociedad y que sería un ejemplo de vida para el resto de los países de la zona. Pero esto no ocurrió…
Busch hijo, motivado por los atentados terroristas, las continuas provocaciones del régimen iraquí y la creencia de que disponían de armas de destrucción masiva, intentó en parte terminar el mal trabajo realizado por su padre y se involucró en la tarea de derrocar a Saddam Hussein, tarea que consiguió, pero con un error mayor que el cometido por su padre o el mismo, no acabar el trabajo comenzado.
Si Bush padre en su momento hubiera luchado hasta las últimas consecuencias de derrocar al dictador, con el apoyo de todas las potencias mundiales y de la ONU, hoy Irak sería un país totalmente diferente y la economía mundial no se hubiera resentido tanto como lo está ahora.
Y es que, ese error llevo a otro error, el de su hijo, que al margen de derrocar a Saddam, no supo aprovechar las circunstancias para haber cortado cualquier resurgir de hostilidades.
De nada ha servido derrocar al dictador, el pueblo sigue pasando hambre, son víctimas de acciones terroristas y asesinatos, se encuentran en un país destrozado y cuentan con la desgracia de muchos familiares muertos y un incierto futuro.
Pero todo eso no es culpa de ellos. De Saddam, por supuesto, de la ONU, por supuesto. Y de los errores de los Bush, lo anteriormente expuesto, los militares estadounidenses fallecidos y otros muertos o mutilados, el alto coste, el alto precio del petróleo, la crisis mundial e incluso el odio de los fundamentalistas.
Y ahora les diré cuales fueron los grandes errores de Bush hijo…
El primero que ya hemos comentado antes, el no contar con todo el apoyo internacional, que dividió a muchos países entre ellos, e incluso a los países internamente según las tendencias de cada sector político y causando malestar y rechazo a nivel mundial.
El segundo error, el mas grave, es un error puramente político, que se comete y se seguirá cometiendo, que es el terminar las guerras cuando a ellos les da la gana. Ese es el mayor error, el que nadie considera y del cual quien lo sabe no lo puede manifestar por no entrar dentro de sus competencias, cuando debería estarlo. Me explicaré…
La ONU, Estados Unidos, o cualquier país que declare la guerra lo hace y lo expresa políticamente y son los militares los encargados de realizar la misión y de cumplirla. Y hasta que no se cumple esa misión, no se debe acabar la guerra.
En una guerra y más concretamente en el combate ofensivo, existen unas fases bien definidas y que hay que cumplir, algunas son obvias y otras mas complejas, les diré algunas:
Aproximación, Contacto, Ataque, Explotación del éxito y la Persecución.
Y hasta que no se acaban todas estas fases, no se acaba la guerra, aunque se rindan. Y si se rinden en plena Explotación del éxito, hay que continuar con todas las consecuencias hasta que caiga muerto o preso el último reducto e incluso el último insurrecto, por que si no se hace así, las consecuencias suelen ser drásticas como ocurre en la mayoría de los casos, pues éstos, pueden organizarse en lucha de guerrillas ocasionando cuantiosas pérdidas materiales y humanas .
Es decir, si no se acaba un conflicto de esta manera, los que quedan, pueden volver a reorganizarse provocando muchas víctimas, que se hubieran evitado en el caso de ser prisioneros o estar en condiciones de no poder combatir.
Por eso, que las guerras las comiencen los políticos, pero que las acaben los militares, que seguro que en este sentido saben mucho más que cualquier político de turno.
Y ahí lo dejo para que cada uno saque sus propias conclusiones y en su caso, que las comparta a través de su opinión.