Archivos de la categoría ‘Fundamentalistas radicales’


Así irán nuestras hijas y nietas. (Foto de “elmundo.es”)

Existen algunas frases hechas que las podemos tachar como de xenófobas o racistas, tales como la de “Hitler se equivocó de raza” o esta otra de “El mejor moro, el moro muerto”.

Y si no tuviéramos más remedio que elegir una de ellas, probablemente no nos quedaríamos con ninguna de las dos.

Sin embargo, algo está pasando que cambiará el futuro de muchos países, en donde los nativos de esos países, no tendrán nada que ver con sus ancestros.

Esto ocurre por el gran movimiento migratorio que se está dando en los últimos años y por la permisividad que existe a la hora de conceder la nacionalidad alegremente.

Ya traté este tema hace tiempo e hice una distinción entre los inmigrantes procedentes de Latinoamérica, que por su religión, hermandad y sus costumbres, se adaptan perfectamente y se integran como un ciudadano más.

Lo podéis ver aquí

También en este otro post

Y luego están los otros, los diferentes en sus costumbres, los que no se adaptan y crean sus propios guetos y se muestran hostiles con aquellos que no profesan su religión.

Estos últimos, los islámicos, cuando son pocos pasan desapercibidos con las excepciones de los que delinquen, que aún estando en las cárceles europeas, están mucho mejor que en sus países de origen.

Su tasa de natalidad es muy superior a la europea, por lo que en cuestión de unos cuantos años, serán los que puedan decidir el rumbo que tomarán muchos países que no son los suyos, porque serán mayoría en todo y tendremos que acatar todas las decisiones que quieran tomar, por lo que ganarán una guerra sin ir armados.

Me duele el pensar de que en mi propio país, se apruebe en el futuro la ablación, la fiesta de la circuncisión, que se aprueben bodas con niñas de ocho o nueve años, que se hagan lapidaciones y que a mis hijas o mis nietas les hagan ponerse el burka y que se pierdan todos los derechos de la mujer así como los derechos que bien entendemos de todos los ciudadanos.

Por estos motivos, espero que de una vez por todas, se tomen un poco más en serio la distinción entre ser un ciudadano con permiso de residencia en Europa o la de ser un europeo, porque si no lo entienden así, llegará el momento en que la gran minoría de europeos, estará a merced de otros con diferentes ideas y costumbres que al final nos tendrán sometidos como ciudadanos de tercera.

Y mi pregunta es… ¿Habrá en el futuro una expulsión masiva o habrá resignación hasta nuestro triste final?

Os dejo también un vídeo que no os podéis perder , en donde se dan algunos datos estadísticos y que os hará pensar en el futuro incierto que nuestra permisibilidad nos depara…

Anuncios

Errores Bush
Tras la invasión de Irak al emirato árabe de Kuwait y bajo el mandato de la ONU, comenzó la primera guerra del golfo pérsico.
Muchos países encabezados por Estados Unidos dieron respuesta a la invasión iraquí consiguiendo unos míseros objetivos que sólo lograron mermar en parte la capacidad bélica de Irak y el afán expansionista de Saddam Hussein. Y por supuesto el consabido embargo por el cual los iraquíes pasaron serias y duras penalidades.
El castigo no acabó ahí y durante la década de los noventa hubieron diversos bombardeos a modo de castigo por el incumplimiento e incluso las amenazas vertidas por el dictador iraquí.
Fue ya en el año 2003 cuando Estados Unidos y su leal socia Gran Bretaña, declararon la guerra a Irak, con la certeza de que Irak disponía de armas de destrucción masiva, de que estaba vinculada a Al Qaeda e incluso de que guardaba estrecha relación con los atentados terroristas del 11S.
Esta contienda creo un clima de disconformidad y no fue apoyada por la mayoría de los países aliados y otros que también participaron de una u otra forma en la Operación Tormenta del desierto de 1990. Muchos de estos países ya no encontraban una razón lógica para invadir Irak, ni para derrocar a Saddam Hussein, aunque posteriormente e incluso hasta nuestros días hayan participado en misiones conjuntas de paz.
Esta declaración de guerra de Estados Unidos y los continuos bombardeos, provocaron la mayor manifestación mundial histórica en contra de una guerra.
Al margen de esta introducción y centrándome en el título que he puesto les hablaré de los grandes errores cometidos por los Bush. Errores tan grandes como los que cometieron Napoleón y Hitler al intentar invadir Rusia, que les llevó a la hecatombe y a su final.
Un grave error de Bush padre y de la ONU, fue que con todo el apoyo que contaba no terminó el conflicto Bélico con el derrocamiento del dictador e hizo pagar las consecuencias al pueblo iraquí, uno de los grandes perjudicados, pues probablemente al dictador no le faltaría de nada en detrimento de su pueblo que pasaba hambre, penurias y necesidades.
Podrían haberlo hecho así, derrocar al dictador y a sus secuaces tras la rendición y haber creado unas medidas pacificadoras y estabilizadoras para que hoy, fuera un país democrático y con recursos, levantado e impulsado por su propia sociedad y que sería un ejemplo de vida para el resto de los países de la zona. Pero esto no ocurrió…
Busch hijo, motivado por los atentados terroristas, las continuas provocaciones del régimen iraquí y la creencia de que disponían de armas de destrucción masiva, intentó en parte terminar el mal trabajo realizado por su padre y se involucró en la tarea de derrocar a Saddam Hussein, tarea que consiguió, pero con un error mayor que el cometido por su padre o el mismo, no acabar el trabajo comenzado.
Si Bush padre en su momento hubiera luchado hasta las últimas consecuencias de derrocar al dictador, con el apoyo de todas las potencias mundiales y de la ONU, hoy Irak sería un país totalmente diferente y la economía mundial no se hubiera resentido tanto como lo está ahora.
Y es que, ese error llevo a otro error, el de su hijo, que al margen de derrocar a Saddam, no supo aprovechar las circunstancias para haber cortado cualquier resurgir de hostilidades.
De nada ha servido derrocar al dictador, el pueblo sigue pasando hambre, son víctimas de acciones terroristas y asesinatos, se encuentran en un país destrozado y cuentan con la desgracia de muchos familiares muertos y un incierto futuro.
Pero todo eso no es culpa de ellos. De Saddam, por supuesto, de la ONU, por supuesto. Y de los errores de los Bush, lo anteriormente expuesto, los militares estadounidenses fallecidos y otros muertos o mutilados, el alto coste, el alto precio del petróleo, la crisis mundial e incluso el odio de los fundamentalistas.
Y ahora les diré cuales fueron los grandes errores de Bush hijo…
El primero que ya hemos comentado antes, el no contar con todo el apoyo internacional, que dividió a muchos países entre ellos, e incluso a los países internamente según las tendencias de cada sector político y causando malestar y rechazo a nivel mundial.
El segundo error, el mas grave, es un error puramente político, que se comete y se seguirá cometiendo, que es el terminar las guerras cuando a ellos les da la gana. Ese es el mayor error, el que nadie considera y del cual quien lo sabe no lo puede manifestar por no entrar dentro de sus competencias, cuando debería estarlo. Me explicaré…
La ONU, Estados Unidos, o cualquier país que declare la guerra lo hace y lo expresa políticamente y son los militares los encargados de realizar la misión y de cumplirla. Y hasta que no se cumple esa misión, no se debe acabar la guerra.
En una guerra y más concretamente en el combate ofensivo, existen unas fases bien definidas y que hay que cumplir, algunas son obvias y otras mas complejas, les diré algunas:
Aproximación, Contacto, Ataque, Explotación del éxito y la Persecución.
Y hasta que no se acaban todas estas fases, no se acaba la guerra, aunque se rindan. Y si se rinden en plena Explotación del éxito, hay que continuar con todas las consecuencias hasta que caiga muerto o preso el último reducto e incluso el último insurrecto, por que si no se hace así, las consecuencias suelen ser drásticas como ocurre en la mayoría de los casos, pues éstos, pueden organizarse en lucha de guerrillas ocasionando cuantiosas pérdidas materiales y humanas .
Es decir, si no se acaba un conflicto de esta manera, los que quedan, pueden volver a reorganizarse provocando muchas víctimas, que se hubieran evitado en el caso de ser prisioneros o estar en condiciones de no poder combatir.
Por eso, que las guerras las comiencen los políticos, pero que las acaben los militares, que seguro que en este sentido saben mucho más que cualquier político de turno.
Y ahí lo dejo para que cada uno saque sus propias conclusiones y en su caso, que las comparta a través de su opinión.

Los atentados terroristas, la gran amenaza..
El 21-S y el 11-M marcaron un antes y un después a la hora de tener en cuenta a los fundamentalistas radicales islámicos.
Ante el poderío militar de las grandes potencias y la unión de la mayoría de países acordes a las resoluciones de la ONU, los fundamentalistas encontraron la única vía que sólo ellos entienden, la de las masacres indiscriminadas, la de las víctimas inocentes, la de los que no atienden a razones, la de los cobardes…
Y ciertamente las probabilidades de que se vuelva a producir un nuevo atentado son muchas y con toda probabilidad de mayor crudeza.
Repetir secuestros de aviones ya no será una cuestión sencilla por el aumento de la seguridad en este área y por la preparación que necesitarían para el entrenamiento y preparación de nuevos pilotos. Otra de las claves para que esto no ocurra en un futuro próximo es que ya no cuentan con el factor sorpresa.
Intentarán por todos los medios estudiar las vulnerabilidades y encontrar la formula para hacerse notar en algún sitio y con algún medio diferente.
De tal forma que si quieren hacer mucho daño lo podrán hacer, pues lo tienen muy fácil, pero no seré yo quien le dé esas pistas…
( En este artículo solamente tocaré las vulnerabilidades más comunes y en las que piensa todo el mundo. Las otras vulnerabilidades, las hipótesis más dañinas y peligrosas no las tocaré por no dar ninguna pista a estos energúmenos de cual sería su mejor forma de actuar y de provocar atentados, por lo tanto me las reservo y si alguna vez algún estamento oficial de seguridad de cualquier país susceptible de sufrir un ataque terrorista me las pide, gustosamente podrán contar con mi ayuda, opinión, solución al problema y forma de prevención) .
En los aeropuertos está claro que el peligro no está dentro, está fuera, pues en todos los vuelos procedentes de España, Europa y América se ha pasado un exhaustivo control, a veces hasta molesto para los pasajeros. Y los vuelos procedentes de otros países, tienen un control mayor a su llegada.
De ahí que se haga preciso pasar el escáner a todos los equipajes e incluso a las personas, pues más vale perder algo de tiempo a que mueran muchos inocentes por la negligencia de no hacerlo, pues una simple pistola o navaja valdría para intimidar y para hacerse con el control de un avión y su pasaje.
Por eso es necesario un riguroso control, pero no solo en los aeropuertos. En cuestión de equipajes habría que hacerlo extensivo a todas las estaciones de tren, a todas las estaciones de autobús y a todos los lugares donde se lleve a cabo cualquier actividad de ocio o recreo que reúna en poco espacio a una gran multitud de personas.
Para lograr este objetivo que dé seguridad a los sitios mencionados, se debe potenciar la presencia y control por parte de la Policía, Policía Local y Guardia Civil, contando con la colaboración de empresas de seguridad. (Ahí tienen un gran número de puestos de trabajo nuevos necesarios para evitar consecuencias graves).
Sobre la parte que no comento y que me guardo por miedo a que la puedan utilizar para su propio fin, pues me consta que me leen de ciertos países del Magreb y del Golfo Pérsico, la mejor prevención, pues la otra prevención no la debo desvelar, es la que siglos atrás se hizo y de la que no soy partidario, la expulsión. Y no quiere decir esto que esté de acuerdo, pero sólo así en el futuro, algunos países pensarán que se podrá garantizar el que puedan fallecer millones de personas indiscriminadamente.
Y es muy probable que en el futuro, antepondrán la expulsión de miles de personas, en cuanto se produzca un atentado de grandes dimensiones y que pueda llegar a ocasionar a millones de personas inocentes la muerte o lesiones irreparables.
Es muy probable también el cambio que pueden llegar a experimentar algunos islamistas moderados que viven entre nosotros. Y que a la llamada fundamentalista radical, podrían cambiar de postura y ocasionar mucho daño, pues ellos pueden ser parte importante del factor sorpresa.
Esta expulsión llegará, pero llegará tarde, cuando las consecuencias para tomar esta medida, hayan sido de tal magnitud que sea la única solución para garantizar la vida de los supervivientes si es que los hubiere.
Y esto es lo de siempre, “se pone el semáforo cuando se han matado ya cuatro personas…”
Sé que habrá quien me tache de racista, pero eso no es cierto, esa no es la verdad, pues no me considero racista por abordar un tema en el que algunos seguidores de cierta religión hayan cogido la vía terrorista para estar en contra del resto de la humanidad. Por lo que son ellos, los únicos responsables de que por seguridad, se tomen medidas extremas.
No quiero alarmar, es simplemente una reflexión y una hipótesis, pero es una hipótesis que tiene todos los ingredientes para que en un futuro próximo pueda llegar a ser una realidad…
Ojalá que nunca llegue ni una cosa ni la otra y aprendan a llevar una convivencia sostenible con el resto de países civilizados, pero eso hoy día no es una realidad, más bien es un sueño difícil de alcanzar…
.