Archivos de la categoría ‘España’

España mía

Publicado: 17 septiembre 2012 en Banca, Economía, España, Estafas, Európides, Opinión, Poemas



España, España mía,
dime qué te están haciendo.
Antes dabas tu alegría
y ahora te veo padeciendo.

España, España mía,

España de mis amores.
cuéntame en tu agonía,
cuales son esos temores.

¿Es al ver a tus ciudadanos

que siempre felices estaban
cuando solo con sus manos
siempre su pan se ganaban…?
¿Y ahora sin nada, perdidos,
sin trabajos y sin salidas,
Todos ausentes y dolidos
por no ganar sus comidas…?
Qué salieron mal parados
cuando en las trampas cayeron.
Que quedaron arruinados
porque a su banco acudieron.

Y que fueron embargados

por quienes por más ganar,
los dejaban hipotecados
sin importarles cuanto dar.
El caso era ese, pillarles
y en el caso de no pagar,
todos sus bienes quitarles
y todas las puertas cerrar.

Ellos siempre en su avaricia

en su misma trampa cayeron
y al verse así, por su malicia,
a ti, mi España acudieron.
Cargados con las viviendas,
con los pisos que incautaron,
son indignos que sin vendas
piden a los que les que quitaron.
Sin vendas y sin heridas,
ellos causaron todo el mal
y siguen sus embestidas,
haciéndolo siempre fatal.

Nunca les importó nada,

solo el maldito dinero
y siguen con su estocada
y la pulla del banquero.

Con lo fácil que sería

si pusieran de su parte,
activar la economía,
de buena forma, con arte,
dando opciones a comprar
a bajo precio lo que tienen,
llegando a poder a ayudar
a aquellos que los sostienen.
Y que perdieron casi todo
por no poder ni pagar
y fueron hundidos en lodo
y dejaron de ayudar.

Activen. activen la economía

de mi España, de la España mía.
Muevan de nuevo el mercado,
que si esos precios bajan,
darán de nuevo un bocado.
Y a aquellos que no trabajan,
ya no les darán de lado.

Será un negocio certero

que a muchos alegrarán,
porque al mover el ladrillo,
más sectores moverán.
Y sacarán del bolsillo
la chistera que tendrán
para mover el dinero
que esos gremios traerán.

Y sonreirá mi España.
Sonreirá la España mía,
sin la banca que la empaña.
¡Maldita, maldita banca,
dale a España lo que ansía.
Libera ya esa palanca
que nos lleva a la agonía..!

Európides

Anuncios

Es una pena que algo tan simple como el estar en cualquier puesto en el mundo de la política, se haya confundido con la forma más rápida de enriquecerse a costa de otros.
Y es que si no hubiesen tantos abusos se podría funcionar, pero ha sido objeto de escalada de todos y cada uno de los “listos”, vividores y aprovechados que han tenido potestad para hacer y deshacer todo lo que les ha venido en gana y todo, claro está, con la Ley de su mano, legislando lo que más les interesa, hasta tal punto de garantizarse sueldos abusivos, dietas desorbitadas por cualquier motivo, despidos y ceses con indemnizaciones millonarias. Y por si fuera poco, asegurándose puestos en empresas privadas tras sus legislaturas, hacer concesiones a esas mismas empresas. O bien, garantizándose un puesto de trabajo fantasma al que ni asisten, asegurándose además de sus pensiones, puestos vitalicios en donde cobran una barbaridad, como puede ser por ejemplo el Consejo del Poder Judicial.

Y hacen bien, porque nadie se lo impide y además, los “tontos” de los ciudadanos les dan su confianza ciega para que hagan lo que quieran, que aprueben las leyes, decretos, decretos-ley y normas que les favorecen siempre.

El resultado es que no se puede mantener a tanto vividor, sumando a presidencias y órganos de gobierno de CCAA, diputaciones, concejalías, embajadas porque entre unos y otros, se están comiendo al país, el futuro del país y probablemente hasta nuestras pensiones.

El manifestarse, el hacer huelgas o cualquier otra opción similar, no vale para nada. Y para muestra sirva cuando la ETA mataba y se hacían esas manifestaciones. No servían para nada, excepto para mostrar el rechazo, pero para nada más, seguían matando.

Y con estos delincuentes legales pasa lo mismo. Se pueden hacer manifestaciones y huelgas, pero les da igual, porque encima la ley que ellos crearon les ampara en ese continuo despilfarro y malas gestiones.

La única solución es que se les ganara en las urnas con un partido nuevo, donde la única ambición de los políticos sea el cargarse el sistema, el derogar las leyes que les otorgan tantos privilegios, el hacer desaparecer a tantos puestos políticos inútiles, el gestionar y gobernar de otra manera y evitando que nadie se enriquezca a costa de los demás. Y por supuesto, que todos los ciudadanos estén debidamente representados.

Los españoles nos merecemos algo mejor, lo mejor. Y no son los políticos actuales ni los que estuvieron anteriormente los que están por la labor de darnos una mayor calidad de vida, pues los partidos mayoritarios y el resto también, solo buscan su propio interés y se olvidan de su principal razón de existir, el gobernar de forma noble defendiendo los intereses de los ciudadanos y no los suyos propios.

Desde que se instauró en España la democracia, una amplia mayoría de los españoles, hemos ido a nuestra gran cita con las urnas, para votar al partido político que más se acerca a nuestras ideas, al que más confianza nos da o al que nos ha convencido por las propuestas, directrices y promesas que sus candidatos nos expresan.

Todo este planteamiento real está muy bien y se supone que así debe de ser, pero claro está que, cuando votamos a ese partido, salga o no, le estamos dando la confianza durante cuatro largos años. Y durante esos cuatro largos años, pasan muchas cosas…

Ahí, nos damos cuenta de que con algunas cuestiones que se aprueban estamos de acuerdo totalmente, pero con otras cuestiones y otras medidas que se toman, no estamos en nada de acuerdo porque no nos convienen ni nos interesan o incluso nos perjudican enormemente y nada podemos hacer para evitarlo.

Solo nos queda el recurso de mostrar nuestra disconformidad en conversaciones con los amigos, con los compañeros de trabajo o con la familia. En algunos casos, los colectivos más afectados se pronuncian, hacen manifestaciones y huelgas, pero aunque cuentan con la solidaridad del resto, no se hace patente y quedan aislados a su suerte, que al final es la que le otorga el partido político que gobierna según su conveniencia y no la conveniencia de ese colectivo, teniendo que ceder en parte y saliendo con casi toda seguridad, casi igual de perjudicado, pero acallado por alguna pequeña concesión.

Y esto ocurre porque realmente, estos partidos políticos, no nos representan totalmente, pues le hemos dado “carta blanca” durante cuatro largos años, para que hagan y deshagan lo que quieran. Y si el anterior que estuvo en el Poder, ya había aprobado algo o ya estaba en marcha, se ha vuelto atrás, sin importar en absoluto el estudio que se haya hecho sobre ese asunto o el gasto que ya ha supuesto para el país. Esto, lo han hecho unos y otros.
Lo dicho, no nos representan, representan a sus mismos partidos, pero no a nosotros.

Por todo esto, aunque le demos la confianza a uno u otro partido político, deberíamos estar representados para que se tengan en cuenta a todos los ciudadanos, desde los más ricos hasta los más pobres, desde los que practican alguna religión, hasta los que no practican ninguna, desde los homosexuales hasta los heterosexuales, desde los de raza blanca hasta cualquier otra raza, desde las profesiones mas favorecidas hasta las menos…

Y lo ideal sería y es, que exista, al margen de lo que ya hay, un Partido Político que se aparte de los intereses propios de los partidos y que nos represente, sin olvidar a ningún sector ni a ninguno de los colectivos de cualquier índole o tendencia, porque eso sí es democracia y no las engañosas circunstancias que nos someten y aplastan cada vez que les interesa o quieren.

Este Partido del Pueblo o Grupo del Pueblo, al margen de que gobierne otro, debería estar formado por todos estos colectivos o sectores de profesiones, razas, sexo, opinión y religión, de tal forma que nadie quede sin estar representado. Y su cuantía de miembros, en relación proporcional al número de ciudadanos acordes a ese sector o colectivo, contando el colectivo o sector mas minoritario, con al menos un representante.

Sólo así estaríamos en cada momento representados.

Para lograr esto, hay que trabajar mucho, todos debemos aportar nuestro granito de arena a través de la unidad y ganarles en las urnas democráticamente con la convicción de crear un entorno mejor para todos, pero todo eso, en nosotros está el poder conseguirlo.

Las únicas palabras que pueden definir ciertas medidas que actualmente está aplicando el Gobierno advierto que no son calificativos muy agradables, pues considero que es lamentable y que producen asco o repulsa por la vergüenza ajena que me da tras observar hasta donde llegan…
No les importa la situación actual para seguir con el despilfarro interesado, como es el caso de los sueldos que se aplican tras cesar o ser cesados y no precisamente por realizar una labor meritoria. En este caso no voy a dar mi opinión. Lo dejo al libre albedrío de todo aquel que acceda a esta noticia http://www.intereconomia.com/noticias-gaceta/politica/fernandez-vega-duplica-sueldo-y-blinda-jubilacion y pueda darse cuenta de hasta donde llegan sin importarle para nada la situación actual, ni ser un poco más conscientes de que eso no debería ser…

Es decir,  A partir de ahora De la Vega pasará de ingresar 73.486 euros brutos anuales a alcanzar los 142.367. Esta sustancial mejora en las retribuciones de la ex política es consecuencia de que durante dos años percibirá dos sueldos: 83.578 euros como miembro del Consejo de Estado y el 80% de su salario como vicepresidenta del Gobierno, como indemnización por haber cesado en el cargo (58.789 euros).

Y es que cuando estos políticos cesan o los cesan, tienen legislada una indemnización que corresponde al 80 por ciento de su salario de dos años, que además es compatible con la remuneración por diputado o senador y cuando cese en el cargo de diputado o senador también tendrá derecho a una indemnización por cese que será una mensualidad por año de cargo y además tendrá asegurada la base máxima de la pensión de jubilación si ha estado en el cargo parlamentario al menos siete años.
A otros cesados, algunos y algunas de los nefastos encargados de hacernos la vida imposible, cuando los cesan en sus cargos por sus malas gestiones, los premian por costumbre, con la Gran Cruz de la Real y Distinguida Orden Española de Carlos III. Y para comprobarlo, solo hay que echarle un vistazo a algún BOE, como el del 6 de noviembre de este año por ejemplo.
Y ahora, que todavía les queda tiempo de acabar con todo y arreglarse ellos lo que puedan para asegurarse una economía saneada, sacan un Decreto-ley, concretamente el Real Decreto-ley 13/2010, de 3 de diciembre, en el que castigan a todos los nuevos funcionarios civiles y militares a dejar el régimen de clases pasivas, pero dejan que otros puedan seguir gozando de esos privilegios: Los ex Presidentes, Vicepresidentes y Ministros de Gobierno de la Nación, así como los ex Presidentes del Congreso de los Diputados y del Senado, del Tribunal de Cuentas y del Consejo de Estado.

Sin embargo, a los más desprotegidos, les quitarán la ayuda de los 426 euros, dejándolos sin nada…
Y digo yo…
¿No se les cae la cara de vergüenza o no tienen vergüenza y no se les cae la cara?
La hijab y la huchab

Pues así es, dije que no iba a escribir, pero hasta las cabras son mentirosas, como aquel chiste en el que un ventrílocuo, preguntaba a los animales que con quien hacían el amor y cada uno de los animales, decía con quien lo hacía. Pero al llegar el turno de las ovejas y las cabras, el pastor se adelantó a decir… “A las ovejas y a las cabras no les pregunte, que son muy mentirosas”.
Y la verdad es que no veo que la cosa haya mejorado, muy al contrario, se sigue igual o peor, pero no tengo por qué sufrir el castigo de no escribir, cuando los que se merecen estar sin recreo son ellos.
Y como nadie hacía una huelga, la hacen ellos mismos a sabiendas de que pocos iban a participar porque los pocos que trabajan, no se pueden arriesgar a perder ese puesto por un simple capricho. Por lo que vendría mejor en vez de una huelga o una manifestación, “una manifestasiete” de siete días sin servicios mínimos y que les tiren tomates como en la tomatina de Buñol. Al menos yo les iba a tirar siete mil kilos de tomates.
Ya decía en mi otro blog, el de worpress, en donde pongo además algunos poemas, que la vida sigue igual y por lo menos, nos queda la satisfacción de que los deportistas españoles, están dando la talla, cosa que nuestros políticos no. Y sin querer, nuestros deportistas, enmiendan los graves problemas de identidad que actualmente padecemos en España, causados por la negligencia y el ansia de gobernar que les ha caracterizado siempre.
De un plumazo, quitaba la tontería de algunas comunidades autónomas en su obsesión por obligar a otro idioma y a lo absurdo que resulta ver en España otras banderas que no tendrían que estar y no se debiera consentir, excepto la de la Comunidad Europea.
También quitaba de un plumazo, a ese nuevo partido islámico al que van a votar hasta el último moro y quiere hacerse fuerte en varios puntos estratégicos. Y lo conseguirán por inútiles que somos. 
Y a ese par de ministerios que están de pegote y que no sirven para nada, excepto para darle alas a las feministas, que ya vuelan más alto que la misma NASA. Pobres padres separados, que os veo viviendo en cubos de basura, porque estas víboras, se lo llevan todo…
Ahora quieren también, que el acusado de discriminar por raza o edad, tiene que demostrar su inocencia. Por lo que si alguien te cae mal, le pones una denuncia de que te ha llamado “viejo, gordo y feo”, y no tiene defensa, porque es mi palabra contra la suya y no puede demostrar que no lo ha dicho. Eso pasaba en la guerra civil, te acusaban, te pegaban y martirizaban hasta que dijeras lo que querían oír, que para que te dejaran en paz lo decías y luego te fusilaban por rojo o facha.
Y así todo, no arreglan nada y estropean todo. Todo sigue igual, pero eso sí, muy contentos con el mundial.

Iba a comentar el paquete de medidas que nos quiere imponer nuestro nefasto gobierno, pero dentro de mi, queda un “Total, ¿Para qué?”, si da igual, no hay tantos parados ni tantas familias pasándolo mal, no hay tantas empresas cerrando y no pasa nada por romper con el Pacto de Toledo y congelar las pensiones. O por bajarles el sueldo a los funcionarios y congelarlos para que tengan que vivir con el sueldo del año 2000 en el 2011.

Pero me alegro mucho de que haya tomado esas medidas y no otras que también me esperaba, como cortarnos la luz y el suministro de agua o que nos den una cartilla de previsión como en la postguerra, para darnos a la semana un kilo de azúcar, uno de harina, leche en polvo y medio saco de patatas.

¿Hasta cuando vamos a aguantar los españoles a estos verdaderos ceros a la izquierda?

¿Es que este ineficaz e inútil equipo de gobernantes no ven que están hundiendo al país y a sus habitantes?

Bueno, la verdad es que no pasa nada, todo está perfecto, para ellos, claro…

Antes nadie los creía, ahora ni se les cree ni se les quiere, excepto los independentistas, que prefieren tenerlos para conseguir sus fines, que bien que se lo están facilitando y se lo están haciendo creer.

Se merecen una huelga indefinida en todos los sectores sin servicios mínimos hasta que dimitan avergonzados por ser los políticos peores de la historia de España y me quedo corto. No se salva ni uno, su principal divisa y estandarte es la negligencia, la ineficacia y la inutilidad.

HIMNO Y BANDERA

Publicado: 9 diciembre 2009 en Actualidad, Bandera, España, Himno, Opinión


Si hay una cuestión donde se ha conseguido dar un cambio radical en la mentalidad de la mayoría de los españoles, es en la visión que tenemos de nuestros símbolos y estandartes.

Este es el caso de la Bandera de España, nuestra enseña nacional, que durante más de dos décadas, muchos españoles, todavía la veian, como símbolo y con tintes del anterior régimen, aún cuando se le cambió el escudo del Águila por el de la Corona.
Y era así, así se veia…
A casi nadie se le ocurría poner la Bandera de España en un balcón o en un coche, pues inmediatamente eras calificado de “facha” y podrías caer en el riesgo de que te rompieran una ventana.
Sin embargo, hoy día y gracias a los grandes éxitos cosechados en el deporte, por nuestros representantes de élite, hemos dado un gran cambio en la mentalidad del conjunto de todos, logrando unirmos ante tan gratas victorias, consiguiendo que nuestra bandera, sea un sello más de nuestra identidad, que nos une en cuantos acontecimientos y ceremonias internacionales y nacionales se desarrollan.
A nivel comunidad autónoma estos valores de unidad y respeto fueron alcanzados mucho antes, sobre todo al serles negado su derecho con Franco, a poder exhibir las banderas que representaban a sus comunidades y regiones en establecimientos oficiales y en cuantos acontecimientos se celebrasen.
Ya era hora de que todos los españoles nos sintamos identificados con nuestra bandera, la que nos representa, la que cuando un extranjero la vé piensa en España, la que cuando la vés en alguna ceremonia o fiesta nacional nos llena de orgullo de ser quienes somos y la que cuando la vemos en un encuentro de fútbol u otra competición deportiva, sabemos donde están los nuestros, sabemos donde estamos todos…
Lástima que también por culpa de la dictadura, que abusó en demasía en la obstentación de sus valores, tomara la letra del himno como suya, causando un rechazo masivo en la democracia a la mayoría de los españoles.
Y es que, la Bandera y el Himno Nacional, no son sólo los símbolos de unos pocos, ni de un partido político ni de ninguna ideología. Son los símbolos de todos los españoles.
Y es una lástima también, que todavía no se haya llegado a un acuerdo para la nueva letra del Himno de España, pues sería estupendo escuchar a todos los españoles al unísono cantar con fervor ese himno que nos representa y nos identifica a todos por igual.
Para mi como español, sería un bonito sueño que todavía lo observo como un objetivo difícil de alcanzar. Pero me queda la alegría de saber que ya, en el pensamiento de muchos, de casi todos, ese sueño nos gustaría que fuese una realidad.
Ahí os dejo una letra que en su día hice, sencilla, sin alusiones políticas ni religiosas y en la que no hace falta decir muchas cosas ni explicar con detalle como es España y como somos los españoles, pero sí lo que sentimos y queremos.

HIMNO DE ESPAÑA

Por España,
ondea la bandera en mi corazón
y quiero a mi país.

Por España,
ondea la bandera en mi corazón
y quiero a mi país.

Los españoles sabemos llegar
a entendernos bien
unidos por la paz.

Todos unidos, España plural,
Mi lema es vencer
Mi lema es ganar.