Archivos de la categoría ‘Drogas’

>

La educación falla y ese error es la cuna que ayuda luego a elegir un mal camino, a estar desposeído de valores y de virtudes, dejando la puerta abierta a que el futuro de ese niño, vaya por la vía de la delincuencia o que no se adapte a la sociedad como un ciudadano ejemplar.


Efectivamente gran parte de la educación que un niño puede recibir, se cede a todo ese conjunto de actividades que hacen que esté todo el día ocupado y los padres queden sin ejercer parte de su responsabilidad como tales.


Pero esto ocurre en los padres que están preparados y en los que no lo están, pero es lo más cómodo para ellos, el que otros hagan su trabajo bien o mal. Y el resultado lo podemos apreciar en el conjunto de nuestra sociedad y tal vez se deba a la falta de sintonía entre padres y profesores, que unido a todas las carencias que presentan muchas familias, dan el resultado negativo.


Se debe de prestar ayuda a aquellos padres que por su carencias, necesitan un apoyo en la educación de sus hijos, para que de este modo tengamos el día de mañana personas íntegras, que estén capacitados para convivir y crear una sociedad mejor y más justa. 

Lo lamentable es que, como en todo, el remedio se busca cuando ya se ha caído en el error, en lugar de prevenir formando. 

Esto se ve en los Juzgados, fundamentalmente de Menores, en los que vemos esos primeros encuentros del menor con el delito, si nos fijamos, la mayoría, aunque pueda haber alguna excepción, son menores pertenecientes a familias con bajo nivel cultural, desestructuradas, con déficit de todo tipo, que suelen carecer muchas de ellas, de una figura paternal o maternal preparada que les sirva de apoyo y referencia.

Y por otro lado, está el entorno marginal, cercano a problemas como la droga. 

Es entonces cuando las instituciones imparten esos cursos formativos y de apoyo, tanto al menor como a su familia, pero ya en muchos casos es un poco tarde, y el resultado no siempre es todo lo óptimo que se desea. Se trata pues, de actuar antes de fracasar, de este modo está más garantizado el éxito deseado.

Bajo mi punto de vista creo que lo mejor sería que se hiciera algo para que esos padres carentes de un nivel aceptable para dar una educación correcta a sus hijos, asistieran de forma obligatoria a cursos, en donde pudieran aprender todo lo necesario para poder dar una correcta educación a sus hijos.


Esto, unido al esfuerzo de los centros docentes, con un buen programa de formación para ser un buen ciudadano, adaptarse a nuestra sociedad y a ser una buena persona.


Pero para eso sería necesario que existiera complicidad y coordinación entre los padres y profesores, para ir puliendo todas las carencias y fomentando el aprendizaje de los niños para conseguir esos grandes objetivos.


Al menos así lo veo yo y creo que sería lo más acertado, en vez de dejar todo en manos de los profesores, que tampoco se puede decir que sean perfectos todos, ni todo en manos de los padres, que tampoco lo son.


Pero si se vinculan y se aúnan esfuerzos, con una buena metodología para esas enseñanzas, se conseguiría mucho, más de lo que se pueda llegar a pensar.


Y por supuesto, sin adoctrinamientos de ninguna clase, como por desgracia algunos profesores por su cuenta y riesgo intentan inculcar.


Ahí podría estar la disyuntiva y la diferencia entre tener en el futuro ciudadanos ejemplares y útiles a la sociedad o despojos y carne de cañón de cárceles preparados para delinquir y consumar delitos.


Un saludo a todos.
Európides

Anuncios


Si hay algo que por más vueltas que le dé no entiendo, es la pasividad que existe en torno al mundo de las drogas.

Antes también existían y habían consumidores habituales y que al verlos te dabas cuenta de que cualquiera de esas personas habían elegido un camino equivocado. Y si era un conocido o amigo tuyo, siempre le podías ayudar o aconsejar.

Las cosas han cambiado y ahora, puedes ir por la calle y te encuentras a alguien en su coche haciéndose una raya. Y si vas a una cafetería o un pub, encuentras siempre restos en los aseos, gente que se van y vuelven sudando tras meterse a través de sus orificios nasales una de esas dosis o por otras vías cualquier sustancia psicotrópica.

Se les ve mas eufóricos y con una falsa vitalidad que va acabando lentamente con ellos por dentro.

Con el tiempo, esa vitalidad desaparece y la necesitan para poder estar normal, como antes de empezar a consumir drogas.

Mas tarde, serán insuficientes las cantidades y buscarán nuevas cosas, más porquerías para meterse al cuerpo y con un cerebro desquiciado y atrofiado por tantos abusos.

Se ven barrios y gentes que habitualmente trafican y viven de eso.

A estos les da igual vender en un colegio o en la puerta de una discoteca, el caso es vender…

Unos se hacen ricos con las drogas y otros se condenan y condenan a sus familias a vivir una continua pesadilla, porque roban hasta a sus propias familias para conseguir lo que no pueden pagar…

Las autoridades permanecen impasibles y a no ser que sea un caso claro y tengan que detener a alguien porque tienen demasiadas evidencias, no lo hacen…

Sin embargo, saben quienes son, donde están, quien pasa o quien no pasa droga, pero hacen “la vista gorda”.

Y muchos de nosotros los vemos y sabemos quien trafica, quien compra, quien vende, pero denunciar un delito y más de estas características, puede traer repercusiones graves, porque hasta dentro de las fuerzas de seguridad, pueden haber corruptos que delaten a quien denunció y las consecuencias pueden ser imprevisibles…

La solución pasa porque se empleen más medios y mucho más control, para evitar que en el futuro, seamos unos países llenos de despojos humanos y que muchos sitios más, como ya hay muchos barrios, sean pueblos y ciudades marginales.

A veces veo a algunos niños jugando en el colegio y lo primero que me viene a la cabeza es… “Muchos de vosotros vais a caer…”

Espero que por el bien de todos, se tomen más en serio este grave problema que en el futuro nos va a acarrear el que muchas personas y muchas familias más, vivan en una gran pesadilla continua, de la que les será casi imposible salir.

Espero que en vez de hacer lo que hacen siempre, o sea, nada, hagan todo lo posible para quitar la droga de nuestras calles, de nuestros barrios y de nuestros pueblos y ciudades, por que si no lo hacen, tendrán más dinero, sí, pero tendrán la conciencia muy sucia por no haber puesto medios para evitar la que con el paso del tiempo se nos vendrá encima.

Dejemos de ser corruptos y trabajemos todos por los demás, que eso sí que es importante y no ganar más por no hacer nada o hacer la vista gorda.