Archivos de la categoría ‘Costumbres’

Mi blog se muere y lo noto. Como nos pasará a todos algún día y a otros ya les ha pasado y en estos días, por lo menos en España, se contribuye al negocio que en este sentido está montado por la costumbre de ir a visitar al cementerio a nuestros seres queridos.
Millares de personas limpiando y adecentando tumbas, nichos y panteones, comprando esas flores naturales tan bonitas para depositarlas en el lugar en el que yacen nuestros familiares. Y otras personas más prácticas en este sentido, ya que las flores se marchitan, compran flores de material plástico con el fin de que les duren hasta el año próximo en el que volverán a esa cita ineludible. Unos porque lo ven como una obligación, otros por el qué dirán de su abandono y otros porque verdaderamente era un ser querido para ellos.
Lo que para unos es un sufrimiento, para otros es un negocio y mucho capital se mueve en torno a los fallecimientos: Seguros de vida, seguros de decesos, tanatorios, crematorios, propiedades en los cementerios, urnas, nichos con mármoles grabados, panteones acristalados, estatuas, flores…
Y muchos dejan escrito o dicho de palabra, lo que quieren que se haga con su cuerpo una vez haya fallecido, que lo quemen, que echen sus cenizas al mar, que lo entierren, que donen sus órganos…
Y yo me pregunto…
¿Hasta cuando?
¿Cambiará en el futuro la postura que tenemos ahora hacia los fallecidos o por el contrario este negocio para algunos a costa del sufrimiento de otros, irá en aumento?
Algún día, tal vez lejano, cambie nuestra forma de ver las cosas y quien sabe si a lo que ahora le damos tanta importancia, en el futuro no le demos ninguna…
Qué ingenuos somos…
La hijab y la huchab

Pues así es, dije que no iba a escribir, pero hasta las cabras son mentirosas, como aquel chiste en el que un ventrílocuo, preguntaba a los animales que con quien hacían el amor y cada uno de los animales, decía con quien lo hacía. Pero al llegar el turno de las ovejas y las cabras, el pastor se adelantó a decir… “A las ovejas y a las cabras no les pregunte, que son muy mentirosas”.
Y la verdad es que no veo que la cosa haya mejorado, muy al contrario, se sigue igual o peor, pero no tengo por qué sufrir el castigo de no escribir, cuando los que se merecen estar sin recreo son ellos.
Y como nadie hacía una huelga, la hacen ellos mismos a sabiendas de que pocos iban a participar porque los pocos que trabajan, no se pueden arriesgar a perder ese puesto por un simple capricho. Por lo que vendría mejor en vez de una huelga o una manifestación, “una manifestasiete” de siete días sin servicios mínimos y que les tiren tomates como en la tomatina de Buñol. Al menos yo les iba a tirar siete mil kilos de tomates.
Ya decía en mi otro blog, el de worpress, en donde pongo además algunos poemas, que la vida sigue igual y por lo menos, nos queda la satisfacción de que los deportistas españoles, están dando la talla, cosa que nuestros políticos no. Y sin querer, nuestros deportistas, enmiendan los graves problemas de identidad que actualmente padecemos en España, causados por la negligencia y el ansia de gobernar que les ha caracterizado siempre.
De un plumazo, quitaba la tontería de algunas comunidades autónomas en su obsesión por obligar a otro idioma y a lo absurdo que resulta ver en España otras banderas que no tendrían que estar y no se debiera consentir, excepto la de la Comunidad Europea.
También quitaba de un plumazo, a ese nuevo partido islámico al que van a votar hasta el último moro y quiere hacerse fuerte en varios puntos estratégicos. Y lo conseguirán por inútiles que somos. 
Y a ese par de ministerios que están de pegote y que no sirven para nada, excepto para darle alas a las feministas, que ya vuelan más alto que la misma NASA. Pobres padres separados, que os veo viviendo en cubos de basura, porque estas víboras, se lo llevan todo…
Ahora quieren también, que el acusado de discriminar por raza o edad, tiene que demostrar su inocencia. Por lo que si alguien te cae mal, le pones una denuncia de que te ha llamado “viejo, gordo y feo”, y no tiene defensa, porque es mi palabra contra la suya y no puede demostrar que no lo ha dicho. Eso pasaba en la guerra civil, te acusaban, te pegaban y martirizaban hasta que dijeras lo que querían oír, que para que te dejaran en paz lo decías y luego te fusilaban por rojo o facha.
Y así todo, no arreglan nada y estropean todo. Todo sigue igual, pero eso sí, muy contentos con el mundial.

No voy a responder a esa pregunta tan directa de si creo o no creo, pero a la vista de mis consideraciones, cuestionaros cual es mi postura ante tal pregunta.

El hombre, siempre ha tenido miedo a lo desconocido y ese desconocimiento, le lleva a que otros hombres, aprovechen su desconcierto para conseguir un fin,Y a través de ese temor del hombre a lo desconocido, a lo que se sale de toda lógica o al engaño procedente de otros hombres, surgen las religiones.
Estas religiones, ya sean monoteistas o politeistas, según los practicantes de las misma, son las verdaderas. Por consiguiente, según cada uno de los practicantes de dichas religiones, excepto la suya, que es la verdadera, las demás no tienen razón de ser y son falsas en sus creencias.
Y todas, tienen inconsistencias.
Un ejemplo claro, el arca de Noe.
¿ En que cabeza cabe meter en un barquito a dos animales, macho y hembra de cada especie?
Miles y miles de especies…
Y encima, entraban por su propio pie…
“Buenos días doña mosca. Buenos días señor Toro, acaba de preguntar por usted el proboscideo ese… ah si, don elefante, iba con los condes de marsupial y dos que iban muy bien vestidos, los señores de piguinez…”
Me dirán… “es que es un ejemplo bíblico” y yo así lo entiendo.
El tener miedo al bien o al mal por temor a Dios… eso debe de salir de la persona, el ser buena o mala persona.
Os dejo un pensamiento mas profundo…
¿Que necesidad tiene Dios de que se crea o no se crea en Él ?
Respuesta: ninguna.
¿Otro invento del hombre…?
Como todo, la necesidad de creer en algo, la manipulación de otros y como cuestión importante, los secretos y la quema de documentos para quitar evidencias que destruiría una religión o que cambiaría el rumbo de la historia y quizás de la humanidad…
Ahí lo dejo…
Las enseñanzas de la mayoría de las religiones son buenas, no dicen nada malo, al contrario, ayudan a ser mejor cada día y nos llenan de valores que a muchas personas nos faltan.
Bueno, ya me diréis que pensáis…
Un saludo amigos.

LOBO GRIS

Hoy, dando paso al apartado variedades, os quiero hablar de una obra que basada en algunos hechos reales y con un toque particular del autor, hace que la lectura de esta novela se vuelva muy amena e interesante.

Se trata de LOBO GRIS, la nueva novela de James Nava. Escritor de origen español y norteamericano, asesor militar y de Inteligencia, que en sus comienzos se instruyó en unidades de élite del ejército norteamericano. Como analista está especializado en asuntos norteamericanos, política internacional, seguridad y defensa.

Es además, un apasionado de los lobos, los espacios naturales del oeste norteamericano, y de la cultura nativa india y americana.

Todos sus conocimientos los ha unido para crear una interesante historia, en la que los lobos y los agentes de la CIA, son protagonistas y que se mezclan en una novela tremendamente emocionante que hará al lector, no perderse detalle y vivirla intensamente.

El autor combina aventura, misterio, espionaje, leyenda y romance, de tal forma que hace llegar al lector su particular e inimitable estilo que muy probablemente le haga llegar a ser uno de los mejores escritores de nuestros tiempos.

Es por ello que cuando leáis LOBO GRIS, os daréis cuenta de que ese sería el argumento que os quisierais encontrar cuando vais al cine a ver una buena película.

Os dejo la reseña de esta insuperable novela que estoy seguro que os va a encantar y por supuesto, a quien se la regaléis, más…

LOBO GRIS

Las milicias paramilitares irrumpieron en Wild Creek, pero no contaban con la vieja leyenda india sobre lobos, ni con el hombre de la CIA.

Una combinación explosiva de thriller político, espionaje y ecología.

Un canto a los lobos y la naturaleza salvaje de las Montañas Rocosas, con raíces en las leyendas indias nativas americanas.

Una historia de amor apasionado y alto voltaje erótico en medio del enfrentamiento entre rancheros y ecologistas.

Unos documentos vitales que desvelan un secreto de la CIA.

Un hombre en busca de justicia. Una mujer en busca del amor y el conocimiento de los lobos.

Una maravillosa historia de amor a la naturaleza y de lealtad a los ideales en circunstancias adversas.

Jason Rovin se refugia en el hogar de su infancia, un rancho en Montana, alejándose de Langley y su vida en la CIA durante los últimos diez años, tras huir con un maletín lleno de documentos clasificados como alto secreto.

Mientras se dirige a Wild Creek, conoce accidentalmente a Catherine Rush, una bióloga que estudia a los lobos de la zona. Los dos inician una buena amistad y colaboran para averiguar el extraño comportamiento de éstos.

Entretanto, empiezan a aparecer misteriosas amenazas de muerte contra la bióloga y el sheriff de la localidad. Jason y Catherine descubren, durante una de sus incursiones en las montañas, la presencia de un campamento de milicias paramilitares, liderado por un terrorista neonazi internacional.

Al tiempo que la presencia de una creciente manada de lobos alarma a todos los rancheros de la zona, los siniestros planes de un banquero local, apuntan hacia una compleja e inquietante trama que llevará las vidas de todos al límite y pondrá a Wild Creek como foco de atención de toda la prensa.

Los documentos secretos que guarda Jason Rovin, se convertirán en claves para la intervención de la CIA y el FBI en el asunto.

Con un argumento que combina acción, aventuras, intriga, y sentimientos de una forma amena y electrizante, diálogos llenos de humor y una narración absorbente, Lobo Gris refleja valores como la amistad, la lealtad, el valor, la libertad, y el amor, a través de unos personajes que ponen de manifiesto lo maravilloso y lo miserable que encierran los seres humanos, y nos transporta a un mundo casi perdido en las montañas Rocosas de Montana.

Una historia mágica sobre lobos, alta política y espionaje, que se mezclan en una novela emocionante de la primera a la última página, con capítulos perfectamente conseguidos que arrancarán emociones encontradas.

El autor nos conduce al mundo de los ranchos en el Oeste americano, con un misterio de fondo que va in crescendo, y la presencia inquietante de unas milicias paramilitares.

Todo un homenaje al mundo del Western americano y sus valores tradicionales, así como un testimonio realista de los entresijos de los Servicios de Inteligencia y el alcance de sus operaciones clandestinas.

Una historia muy visual, en la que podremos descubrir tanto las viejas leyendas indias como la vida interior de un agente de la CIA. Una novela bien escrita, con un ritmo que acelera a medida que pasan las páginas y los personajes se van asomando, con una atmósfera bien recreada, donde transcurre la acción, y con guiños evidentes a la música country.

Novela muy recomendable para los aficionados al thriller político, de espionaje, las historias románticas, y las aventuras ecológicas.
Vídeo-booktrailer de promoción:

Lobo Gris”, James Nava
Editorial El Tercer Nombre.
560 páginas.
P.V.P. 22 euros.
978-84-96693-14-2
Rústica
Más información en:

http://www.jamesnava.com/
http://www.eltercernombre.com/

El gran apoyo latinoamericano a España, digno de agradecer
Durante casi ocho siglos, la península ibérica fue invadida por los musulmanes hasta que en 1492 el último reducto moro caía ante los cristianos.
Año también en el que Cristóbal Colón llegó a América.
Después, el expansionismo que trajo el descubrimiento, llevó a España a la colonización, dándoles un idioma a los nativos, una nueva cultura, una nueva religión y otra percepción de lo que creían que era el mundo. No voy a entrar en detalles de lo que se les quitó, pues lo trataré en otro artículo en cuanto a la deuda histórica con estos países hermanos.
Por otra parte, desde hace unas décadas, en España y en el resto de Europa muchos musulmanes han entrado para quedarse para siempre e incluso muchos son ya europeos. En España, disfrutan muchos la nacionalidad española.
El índice de natalidad de españoles está muy por debajo de los inmigrantes procedentes de Marruecos, Argelia y países subsaharianos, que nos triplican o cuadriplican en este sentido.
Al adquirir la nacionalidad española y por consiguiente el derecho al voto, en algunas décadas más, estos nuevos nacionalizados y sus descendencias, tendrán el poder de decidir el futuro de Europa, pues casi toda Europa se encuentran en la misma situación que España.
No sería un problema, si estás personas tuvieran una cultura similar a la nuestra, pero no es así, en ese sentido son totalmente diferentes…
Como personas, individualmente, son personas iguales que nosotros e incluso muy agradables en el trato. Pero a nivel colectivo son muy diferentes en sus ideas, en su religión, en sus costumbres, normas y usos sociales. Hasta tal punto que si no tienes su religión, sus costumbres y sus usos sociales, no eres uno de ellos.
A modo de ejemplo, encontramos gran diferencia en la cuestión de los derechos humanos, derechos de la mujer, derecho de opinión, libertad de religión y libertad de expresión entre otros. Es decir, que en cuanto ellos consiguieran la mayoría, la convivencia sería insoportable para los pocos españoles que quedaran en relación a ellos.
Por eso, además de la deuda histórica que tenemos con todos los países latinoamericanos, es de agradecer la entrada de todos los inmigrantes que desde el lejano continente americano han venido a España parando así y contrarrestando el desbordamiento de mayoría musulmana.
Pues ellos, los países latinoamericanos, además de tener una misma lengua, sí entienden de derechos humanos, sí entienden de derechos de la mujer, sí entienden del derecho de opinión y de la libertad de religión y expresión, pues muchos, son procedentes de españoles que en su día marcharon a sus tierras y otros, tienen nuestra misma cultura, nuestras mismas ideas, nuestras mismas opiniones y son sin duda, nuestros hermanos de tierras lejanas, pero nuestros hermanos.
Por todo lo expuesto, agradezco a todos los hispanoamericanos que hayan considerado a España como parte suya y hayan buscado hogar aquí, pues sin duda en el futuro, serán un gran apoyo para que los españoles podamos tener voz y voto.
Gracias nuevamente hermanos de Hispanoamérica, sois bien recibidos en mi tierra, vuestra tierra…
.

Injustas injusticias

Publicado: 6 octubre 2008 en Ciudadano, Costumbres, Justicia, Sociedad

No pasa un día en el que no se juzgue a alguien que ha cometido algún tipo de delito y fiscales, abogados defensores, testigos y los reos, se emplean a fondo. Unos como parte de la acusación para demostrar su culpabilidad y otros para defender a ultranza al encartado de este juicio.

Con unos y otros datos, el juez, una vez escuchado a ambas partes, ayudado por el Código Penal y Procesal y la Jurisprudencia creada hasta el momento, y las posibles agravantes, atenuantes o eximentes, resolverá y dictará la sentencia que cree más apropiada para cada caso.

Sin embargo, aunque todo está muy claro y muy bien definido, las sentencias varían en infinidad de casos similares.

Y no se considera un error. Y la culpa no es del juez de que dos individuos, sean juzgados por los mismos hechos o similares y seguramente no tengan la misma condena.

Si uno de ellos, por poner un ejemplo, asesina a su expareja propinandole cuatro puñaladas y no se arrepiente, la pena impuesta no sería la misma que para otro en el mismo caso pero que alega que está arrepentido y que no sabía lo que hacía.
Y eso no es justo.
Y si no, que se lo pregunten a la víctima que “ya estará criando malvas” y que no tiene la atenuante de seguir un poquito menos muerta o un poquito más viva.

Mejor estaría, que si ese asesino, se arrepiente, que en la cárcel tenga alguna ventaja más que el que no se arrepiente, como por ejemplo, ver o no ver la tele en la cárcel. Pero nunca, reducir la pena que se le debe imponer, pues el hecho o los hechos son los mismos, al igual que las consecuencias para la víctima y los familiares.

La otra parte del error viene de la mayor o menor capacidad del abogado defensor en su exposición argumental y de si ha actuado con moral y ética profesional.

Supongamos que el abogado defensor, sabe que su defendido es culpable…

Si actúa con ética profesional, solo debería buscar alguna de las atenuantes si las hubiere. Pero no, normalmente, va a buscar atenuantes y eximentes a través de argucias como “niegalo todo, no sabías lo que hacías, no eras tú, se te fue la olla, estabas drogado, habías bebido mucho…

Y una vez “demostrada” alguna de esas argucias echar mano de casos similares en los que las condenas son mas benévolas.

Podrá decir “hemos ganado”, pero no ha ganado, se ha engañado a si mismo y ha engañado a la sociedad. No ha actuado en pro de la justicia, ni de España, ni de los españoles.

Y eso no es ético.

Lo ético hubiera sido, asistir al juicio por imperativo legal o inhibirse en favor de otro letrado.

Y si el juzgado es culpable, que pague con todas sus consecuencias pudiendo decirle al defendido “no podemos hacer nada”.

Eso sería lo ético, lo profesional.

No es ético ni profesional convencer a un juez de algo que no es. Aunque así está montado y así se hacen las cosas, mal, como siempre…

Deberían de acabar con tanta y tanta jurisprudencia creada para consulta, que lo único que trae es retraso, dejando en manos de una sola persona, el juez, un amplio abanico de posibilidades a la hora de dictar sentencia y condenar “a la carta” a los que son juzgados.

Para aplicar las penas con más equidad y que la justicia impere en todas partes, nadie debería de esperar nada del favor ni temer de la arbitrariedad.

Un delito con unas mismas consecuencias, una sola condena.

Eso si sería aplicar justicia.

Eso sí sería justo.

Nuestras Banderas

Si hay una cuestión donde se ha conseguido dar un cambio radical en la mentalidad de la mayoría de los españoles, es en la visión que tenemos de nuestros símbolos y estandartes.
Este es el caso de la Bandera de España, nuestra enseña nacional, que durante más de dos décadas, muchos españoles, todavía la veian, como símbolo y con tintes del anterior régimen, aún cuando se le cambió el escudo del Águila por el de la Corona.
Y era así, así se veia…
A casi nadie se le ocurría poner la Bandera de España en un balcón o en un coche, pues inmediatamente eras calificado de “facha” y podrías caer en el riesgo de que te rompieran una ventana.
Sin embargo, hoy día y gracias a los grandes éxitos cosechados en el deporte, por nuestros representantes de élite, hemos dado un gran cambio en la mentalidad del conjunto de todos, logrando unirmos ante tan gratas victorias, consiguiendo que nuestra bandera, sea un sello más de nuestra identidad, que nos une en cuantos acontecimientos y ceremonias internacionales y nacionales se desarrollan.
A nivel comunidad autónoma estos valores de unidad y respeto fueron alcanzados mucho antes, sobre todo al serles negado su derecho con Franco, a poder exhibir las banderas que representaban a sus comunidades y regiones en establecimientos oficiales y en cuantos acontecimientos se celebrasen.
Ya era hora de que todos los españoles nos sintamos identificados con nuestra bandera, la que nos representa, la que cuando un extranjero la vé piensa en España, la que cuando la vés en alguna ceremonia o fiesta nacional nos llena de orgullo de ser quienes somos y la que cuando la vemos en un encuentro de fútbol u otra competición deportiva, sabemos donde están los nuestros, sabemos donde estamos todos…
Lástima que también por culpa de la dictadura, que abusó en demasía en la obstentación de sus valores, tomara la letra del himno como suya, causando un rechazo masivo en la democracia a la mayoría de los españoles.
Y es que, la Bandera y el Himno Nacional, no son sólo los símbolos de unos pocos, ni de un partido político ni de ninguna ideología. Son los símbolos de todos los españoles.
Y es una lástima también, que todavía no se haya llegado a un acuerdo para la nueva letra del Himno de España, pues sería estupendo escuchar a todos los españoles al unísono cantar con fervor ese himno que nos representa y nos identifica a todos por igual.
Para mi como español, sería un bonito sueño que todavía lo observo como un objetivo difícil de alcanzar. Pero me queda la alegría de saber que ya, en el pensamiento de muchos, de casi todos, ese sueño nos gustaría que fuese una realidad.

Ahí le dejo o no les dejo una letra que en su día hice, sencilla, sin alusiones políticas ni religiosas y en la que no hace falta decir muchas cosas ni explicar con detalle como es España y como somos los españoles, pero sí lo que sentimos.

Como dicen los toreros, “va por uztede”…