Archivos de la categoría ‘Asociaciones’

El mayor proyecto que en nuestros tiempos se podría llevar a cabo es la paz en el mundo.

Conseguir la paz en el mundo sería uno de los logros más grandes de la historia del hombre.

Con la paz se logra que los países progresen, que miren hacia adelante y que las carencias de muchos países sean resueltas con la ayuda de los que tienen más recursos y soluciones para paliar el hambre en el mundo.

Todos los países unidos en un nuevo proyecto, en un nuevo orden mundial en el que el único objetivo fuera el bienestar de la humanidad.

Ya hay organizaciones mundiales que interceden entre países y pueblos beligerantes y en la mayoría de los casos no solucionan nada.Para que un proyecto de esta envergadura tuviera éxito, es necesario que su base sea sólida y que sea un proyecto de futuro que arrastre consigo el bien común, la calidad de vida y ayudas para que los que se adhieran a él, tengan un futuro cargado de oportunidades.

No valdría la ONU, donde hay países que están por encima de otros y con más derechos que otros. Sólo serviría una nueva organización, “Naciones de Paz” por ejemplo, donde la voz y el voto, estaría representada por el número de votos que reciba cada Estado miembro y en el que esas Naciones, adquirieran el compromiso de aceptar las resoluciones de este “Gran Consejo Mundial”, cuya misión principal, sería dar soluciones mundiales a todos los países que lo integren, debiendo estas resoluciones, ser acatadas en todos sus puntos, por todos los países miembros.

Para sacar adelante un proyecto de estas características, éste, ha de salir de alguien que tenga alta representatividad a nivel mundial.

Ha de salir de un país que con la simple mención del proyecto, se haga oír en todo el mundo. Y ha de salir, de alguien que crea que puede realizarlo, que cree en la Paz, que quiere un mundo mejor para todos y que vea en la convivencia de los pueblos el mayor de los tesoros que pudiera recibir nuestro planeta.

Animo a Barack Obama, a que se lance a este gran reto que es posible, que anime a todos los pueblos a unirse a este gran proyecto, a todos sin distinción y que firmen la anexión a “Naciones de Paz” , aunque actualmente se encuentren con conflictos bélicos, porque tendrán la solución que le dará el resto del mundo para acabar con ese conflicto y tanto uno como el otro país en guerra, tendrá que acatar lo que este “Gran Consejo Mundial” resuelva.

¡Qué bonito sueño, qué bonita realidad sería si este proyecto se cumpliera…!
.

Desde que se instauró en España la democracia, una amplia mayoría de los españoles, hemos ido a nuestra gran cita con las urnas, para votar al partido político que más se acerca a nuestras ideas, al que más confianza nos dá o al que nos ha convencido por las propuestas, directrices y promesas que sus candidatos nos expresan.

Todo este planteamiento real está muy bien y supongo que así debe de ser, pero claro está que, cuando votamos a ese partido, salga o no, le estamos dando la confianza durante cuatro largos años. Y durante esos cuatro largos años, pasan muchas cosas…

Ahí, nos damos cuenta de que con algunas cuestiones que se aprueban estamos de acuerdo totalmente, pero con otras cuestiones y otras medidas que se toman, pues no estamos para nada de acuerdo.

Sin embargo, no podemos hacer nada. Solo nos que da el recurso de mostrar nuestra disconformidad en conversaciones con los amigos, con los compañeros de trabajo o con la familia.

Y esto ocurre porque realmente, estos partidos políticos, no nos representan totalmente, pues le hemos dado “carta blanca” durante cuatro largos años, para que hagan y deshagan lo que quieran. Y si el anterior que estuvo en el Poder, ya había aprobado algo o ya estaba en marcha, se ha vuelto atrás, sin importar en absoluto el estudio que se haya hecho sobre ese asunto o el gasto que ya ha supuesto para el país. Esto, lo han hecho unos y otros. Y donde mas se ha notado es en muchos ayuntamientos (“Ahora pongo el carril bici. Ahora estoy yo y lo quito y pongo banquitos y maceteros…).

Lo dicho, no nos representan, representan a sus mismos partidos, pero no a nosotros.

Por todo esto, aunque le demos la confianza a uno u otro partido político, deberiamos estar representados para que se tengan en cuenta a todos los ciudadanos, desde los más ricos hasta los más pobres, desde los que practican alguna religión, hasta los que no practican ninguna, desde los homosexuales hasta los heterosexuales, desde los de raza blanca hasta cualquier otra raza, desde las profesiones mas favorecidas hasta las menos…

Podría seguir así mencionando sectores y colectivos dignos de ser representados totalmente y que no están, ni se sienten representados.

Y lo ideal sería, que existiera, al margen de lo que ya hay, un Partido Político o un Grupo del Pueblo, que nos represente a todos los sectores y colectivos.

Este Partido del Pueblo o Grupo del Pueblo, al margen de que gobierne otro, debería estar formado por todos estos colectivos o sectores de profesiones, razas, sexo, opinión y religión. Y su cuantía de miembros, en relación proporcional al número de ciudadanos acordes a ese sector o colectivo, contando el colectivo o sector mas minoritario, con al menos un representante.

Sólo así estariamos en cada momento representados.

Por todo lo expuesto, invito a todos los Partidos Políticos, Sindicatos, Sectores, Colectivos, Asociaciones y Ciudadanos, a que se estudie y se dé un gran paso a que un proyecto así, tenga cabida para que el Pueblo, sea cual sea la tendencia de cada ciudadano, sea representado y pueda colaborar en cada momento y tomar decisiones importantes para una España mejor.