Archivos de la categoría ‘Accidentes’

Siendo como uno es.

Publicado: 7 febrero 2010 en Accidentes, Opinión, Sociedad, Solidaridad


Estimados lectores:

Provisionalmente voy a dejar durante un tiempo el publicar en este blog para poder afrontar algunos proyectos y colaboraciones, pero volveré en breve.

Y además, en parte, prácticamente ya está todo dicho o al menos lo que quería hacer llegar. Y me consta que no ha servido para nada, porque todo sigue igual o peor, nada ha cambiado o todo ha ido a peor.

La solidaridad que antes había con otros pueblos ha desaparecido porque ahora los problemas los tienen los que se mostraban solidarios, porque los más humildes eran quizás los que más se volcaban en ayudar a los demás, pero ahora ¿Quién les tiende la mano a ellos? Y quienes se acuerdan y atienden a ellos, ¿Quién se acuerda de los demás?

Nos falta mucho por aprender y casi diría que tenemos lo que nos merecemos por no haber puesto solución antes, a nuestros problemas. Problemas, que se veían llegar y nadie ha hecho nada por solucionarlos. Ya no me sirve que unos echen la culpa a los otros o que todos hayamos consentido llegar a donde estamos ahora. Lo único que me sirve es que se trace una línea y a partir de ahí, se vuelvan a hacer las cosas bien para que todos podamos vivir mejor.

Y cuando digo todos, me refiero a todos, no a los cuatro de siempre que por tener un patrimonio que les ha venido de familia o que gracias a lo que han podido alijar como botín de los incautos, les hace estar por encima del resto, porque aunque es triste, tanto tienes tanto vales, al menos en una sociedad que se mueve a golpe de talonario y en donde el dinero es lo más importante.

Que nadie me diga que es más importante el amor o la salud, porque prefiero estar mal de salud con dinero que sin dinero o falto de amor con dinero que sin dinero. Esa es la diferencia y siempre el maldito dinero ayuda a tener una vida mejor.

En estos días he visto como nos manejan a su antojo y consiguen que todo el mundo se vuelque con Haití tras el dramático episodio que están pasando. Pero me choca terriblemente el ver que diariamente siguen muriendo personas de hambre y de sed en otros sitios y a nadie le importa.

Mucho mejor sería la constancia en las ayudas a través de una u otra ONG, que aunque sea pequeña la cantidad, si siempre se colabora, algo llegará para satisfacer las necesidades de los que no tienen nada.

Ahora me doy cuenta de la labor que muchas iglesias están llevando a cabo con los más necesitados, aquellos que se quedaron sin trabajo, sin casa y con una familia a cuestas, que ahora reciben la ayuda de esos curas de barrio que con los pocos recursos que les ha dejado el gobierno y con la caridad, resuelven las carencias de muchos ciudadanos.

Espero que algún día, hagamos las cosas bien, aprendamos de nuestros errores y hagamos las cosas porque nos nace hacerlas y no, porque nos las meten tanto en la cabeza que al final actuamos como eso, masa…

ASESINOS AL VOLANTE

Publicado: 10 septiembre 2008 en Accidentes, Educación Vial, Tráfico, Vehículos

No pasa un día, en el que no tengamos noticias de algún accidente de tráfico que desgracie a mas de una familia.

Los principales motivos son entre otros, el descuido, las distracciones al volante, las sustancias psicotrópicas, el consumo excesivo de alcohol y el exceso de velocidad.

Y podemos leer en la prensa que “un turismo que circulaba a 170 kilómetros por hora, colisiona con otros dos turismos, causando cuatro muertos y cinco heridos graves”.

O que “un turismo que circulaba en dirección contraria, hiere de gravedad a tres peatones. El conductor dió positivo en las pruebas de alcoholemia y no tenía el carné de conducir”.

Contra el descuido y las distracciones al volante, la solución empieza en la concienciación y la sensibilización de los conductores, con campañas publicitarias que traten de informar de las causas mas frecuentes de estos descuidos (poner música, atender a la mascota, el teléfono móvil, el GPS, etc.). Y por supuesto, una educación vial mas completa y mas sólida, desde cuando se inician los estudios de Primaria, hasta cuando se dan clases para obtener el permiso de conducir.
Para ello, sería conveniente que se incrementara esta formación, que a al cabo de los años, puede evitar desgracias.

Respecto al exceso de alcohol y otras sustancias, se podría aplicar lo mismo, sensibilización y concienciación, formación e información. Y además, endurecimiento de las penas cuando se provoque un accidente grave o alguna muerte.

En el exceso de velocidad, para el conductor, son aplicables las medidas anteriormente expuestas, pero claro, excepto las multas, no hay nada al margen, que le impida circular con su vehículo a la velocidad que le dé la gana…

Hay muchos turismos que alcanzan los 200 kilómetros por hora e incluso mas.

Sin embargo, el máximo de velocidad permitido es de 130 kilómetros por hora.

La solución es muy sencilla y ahí les dejo una pista.

Que el Gobierno actúe en consecuencia creando las Leyes necesarias, para colocar en todos los vehículos limitadores de velocidad.